ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


20 de agosto de 2008

ARMAS DE SEDUCCIÓN MASIVA.

¡Bruja! Más que bruja.

Palabra que según el diccionario de la lengua española es:

1. Mujer que, según la opinión vulgar, tienen un pacto con el diablo y, por lo tanto, poderes extraordinarios.
2. Lechuza o ave rapaz.
3. En cuentos infantiles la mala del cuento.
4. Mujer, fea y malvada.
5. En Cuba, tatagua (mariposa nocturna de gran tamaño y color oscuro [negro, en mi tierra.])

De todos los significados que se le atribuyen el más común es el número uno (mujer que tiene un pacto con el diablo y con poderes extraordinarios.) ¡No es maravilloso!, junta el desprecio que nos ha hecho nuestra propia creencia religiosa con la fantasía pura y dura. A parte de ello, es un insulto muy común; este surge cuando la fémina o el hombre, que te lo esputa, tiene tanto miedo que, recurre a sus ideas infantiles y a sus creencias más paganas para ver si puede remover tu ira.

Supuestamente una bruja era una mujer que trataba con el rey del averno, por ello podía volar en escobas, beber caldos muy indigestos, provocar catástrofes de todo tipo, comer bebés, incitar a la lujuria, sangraba todos los meses (parece que no pero influye), se transformaba en seres miserables (lobo, gato, serpiente, murciélago,…; el caso es que fuera de color negro.) El tema es que siempre éramos nosotras, un brujo era completamente respetable. ¡Qué casualidad!, como siempre salimos perdiendo.

Una mujer siempre ha sido algo demoníaco, ya los primeros textos bíblicos nos ponen de ingenuas tratando con una serpiente. Hemos sido despreciadas por nuestra propia naturaleza (texto bíblico puesto en el post doctora Jekil y missis Jide), creían que tenían derecho a maltratarnos, a humillarnos y, por propias costumbres, teníamos que ser educadas de una forma muy sumisa para poder contentar a nuestros maridos. Lo malo es que siempre fuimos demasiado listas para ello.

Prefiero a un hombre retrógrado que a una mujer machista.

Por supuesto nuestras peores críticas, y fomentadoras del machismo puro, han sido las propias mujeres. Ellas tenían que mostrarte qué era ser una “mujer de su casa”, cómo tenías que comportarte, vestirte,… Esto quedaba muy bonito de cara a una galería masculina. Cierto es que había que mantener a tu hombre a tu lado, que debías de tenerlo contento y mantener todo en orden para cuando él llegara.

La verdad que la juventud de esas hijas, junto con un mundo que evolucionaba con cada generación, estaba a nuestro alcance y, aquella comunidad de conservadoras, creó las mujeres del hoy y del mañana. Sólo que ahora si sabemos lo que estamos haciendo.

Puede que sea un mito, quizás una simple leyenda. Pero dicen que todas las mujeres poseen una bruja en su interior, el porqué, ni siquiera me lo he preguntado y seguro que vosotras tampoco. Son secretos que pasan de generación en generación y de mujer a mujer. Nunca han sido expuestos en un libro, sólo algunos de ellos son conocidos mundialmente:

- Cortar medio centímetro de los tacones para tener un contoneo llamativo.

- Utilizar sujetadores de menor talla para realzar el pecho.

- Coserse botones en el interior de las blusas.

Algunos de ellos, el hombre cree que lo inventó para modificarnos a su forma, un gran ejemplo de esto fueron los primeros rellenos comerciales. Porqué se hicieron, simple, gustaban las tetonas. Años antes nosotras nos aumentábamos el sostén con bolsas de arroz; estas daban una forma y contoneo completamente natural, lo cierto es que costaban menos. Para que veáis que ellos no inventaron nada nuevo, sacaron beneficio, una vez más, del ingenio de las mujeres.

Puede que:

· Las mujeres con este comportamiento se degraden a ellas mismas (dicen las feministas más radicales)

· Una mujer tiene que ser de una forma más calmadita para no parecer una calentorra (Palabras textuales de mujeres que predican con la palabra; esto no se atreve a decírmelo si llego a ser un tío. Igualmente se arrepintió de ello)

· Una señorita no tiene que ser tan descarada (mujeres machistas)


· Seamos la reencarnación del diablo que incitamos a la lujuria (lo he leído por internet)

Pero bueno, soy una bruja. Si eso es lo que desean oír, me niego a discutir con cabezas huecas.

Ahora vamos por partes.

Una vez aclarado todo esto vamos a indicar todas las armas de seducción masiva, su uso o desuso es lo que nos ha llevado a muchas cosas. Recordar que muchas guerras y desgracias las ha provocado una mujer. ¡Será porque los embrujamos!


1. El maquillaje: una forma de tapar las imperfecciones y dar más color y forma a la cara, realzar la mirada, aumentar el tamaño de las pestañas, parecer más hermosa. Verte y que te vean bonita, pero sobre todo para agradar a tu pareja.


2. La ropa interior: sexy y cómoda, algo que ha evolucionado a lo largo de los siglos y que, de muchas de las prendas masculinas, nos adueñamos por el simple echo que servía para poder conseguir los propósitos que deseemos en la alcoba. También se puede conseguir hablando, pero así es más divertido.

3. La ropa: ajustada, corta, larga, con escote, ancha, insinuante, descubridora,… Da igual el caso es sentirte cómoda y elegante con ella.

4. Los complementos.

5. Los zapatos: aquellos que nos hacen crecer o encoger, tener unas piernas más altas, más torneadas, más bonitas,… más, más, más. Un fetiche perfecto.

Lo cierto es que esos no son nuestros secretos, ni siquiera el que tengas o no más o menos pecho, la talla que uses, los kilos que peses. Son un conjunto muy grande de factores (a que esperabais que iba a decir la personalidad ¿verdad?, pues os vais a quedar con las ganas) Simplemente son aliños que utilizamos en el día a día.

El libro no escrito.

Existe en la mente de toda mujer, algo que se ha ido llenando día a día, que ha pasado de generación en generación, y que nos ha hecho odiarnos y envidiarnos entre nosotras mismas. Como en todos los sitios, hay mejores estudiantes que otras y algunas son listas por naturaleza, no les han hecho falta muchas clases prácticas para entender (la teoría sólo te la explican una vez), pero hay como todo.
Algunas han juntado ciertos conocimientos para transformar a las personas, son malas y manipulativas. Ciertamente hay que saber manejarlas, aunque mi mejor consejo es que no os acerquéis mucho a ellas, nunca sabes por dónde puede venir. Eso sí nunca la pierdas de vista.

Nacimos así, un poco brujas, pero para poder sobrevivir en un mundo donde nadie nos hacía caso, y un perro tenía más derecho que nosotras. Algo teníamos que hacer. Y lo hicimos, desde la sombra, atacando el sistema desde adentro, como un virus que se multiplica silenciosamente en las células y que cuando se detecta en un organismo vivo, es ya demasiado tarde, la infección se ha extendido tanto que no queda más remedio que hacerle caso. Por supuesto con nosotras no sirven las vacunas ni los antibióticos, nuestra cepa siempre ha sido resistente a ello, bueno algunas. Siempre hay excepciones, por desgracia, más de las que pensábamos.

Como muchos de los conjuros que se ven en las películas, las madres siempre han dejado un legado no escrito a sus hijas. No puedo negar la existencia de miles de libros publicados sobre el tema, documentales, películas, estudios,…. La verdad es, que eso ya lo sabíamos de mucho antes que un cerebrito callera en el tema, parece que nos están descubriendo; la podríamos entender como un intento más por vislumbrar la feminidad.

Nosotras también nos esforzamos por entenderos, no creáis que sois un libro abierto para nosotras (vosotros tampoco traéis libro de instrucciones de uso.) Unas por complicadas y otros por sencillos, somos un enigma los unos para los otros. Seguro que vosotros también tenéis algo de brujos. ¡Ahora decidme! ¿Cuáles son vuestros secretos?

6 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Eeeh... calcetines para realzar el paquete.

Farrael dijo...

¿usados? (los calcetines, digo).

Supongo que cada uno es un mundo, pero secretos lo que se dice secretos me parece que pocos. Mentir es otra cosa.

Estoy de acuerdo con lo de simples. Instintos y apetencias en el fondo nos dominan a todos y es precisamente de lo que os valéis, de ahí tanta artimaña y seducción. Egocéntricos en el fondo, no es dificil embaucarnos, solo hace falta que nos entréis por los ojos. Más tarde se descubre el pastel, pero quizás demasiado tarde.

Como decía un amigo "de novias son palomitas de mujeres son cuervos" (que no brujas, esas son otras).

Silderia dijo...

Lo de usados no lo se, sangreybesos te lo dira cuando lo lea.
Me gusta lo que dice tu amigo, también dicen muchas más.
Así que pocos secretos puedo sacar de vosotros. Y mira que yo creía que lo simple era solo una leyenda urbana... Vaya. Tendré que seguir investigando

HMJ dijo...

Yo no estoy de acuerdo con mi supercolaobrador, somos igual o mas complicados que vosotras, solo que nosotros solemos ser más directos y tener menos aguante con lo cual "cantamos" más. O eso preferimos que creaís!

La fama de simples nos conviene al igual que a vosotras la de complicadas. Es un juego dónde, como lo dificil es conocer a las personas las etiquetamos lo más rápido posible.

El hombre (como especie) esta especializado en encontrar pautas y patrones y las tiene que utilizar para que simplifiquen la vida de una manera que sea comprensible.

Bueno, me extiendo otro rato comentaré más...

Silderia dijo...

Muchas gracias por pasaros por aqui, me encanta todo lo que me estais contando, asi aprendo cosas nuevas.
Estaba en lo cierto no sois tan simples como quereis pintarlo.

sangreybesos dijo...

Ejem, ejem, por alusiones:
No importa que los calcetines estén limpios usados... lo realmente importante es que no dejen pelotillas.