ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


2 de julio de 2008

ESTÁN......

INT. COCHE DE LA AUTOESCUELA.
PROFESOR.
¿Qué opinas de la examinadora?

SILDERIA
(Rodeada del resto de alumnas suspensas, en total 3)
Es un comentario demasiado machista como para decirlo aquí en medio.

INT. COCHE AUTOESCUELA. 30 MIN ANTES.

SILDERIA
(off)
La cara del profesor era demasiado buena para perdérsela cuando veía a la examinadora, que me había suspendido ya, hablando de una forma tan pedante e impertinente a mi compañera, que también sus pendió.

Soy una mujer pacífica de actos y palabra, aunque a veces no aguanto a los endiosados y ese era uno de aquellos días. Cada vez que decía algo, la pobre que iba al volante se ponía más y más nerviosa, se notaba a leguas que aquella era su intención. Mi mano entonces tocaba mi barbilla, levantando el brazo en vertical y apuntando con la punta del codo directamente a su cabeza; una voz interior proclamaba a voces que soltara el brazo para darle directamente en aquella boca de dientes amarillos y labios mal pintados para que se callara, pero me resistía.

EXT. FRENTE AL COCHE DE LA AUTOESCUELA.
SILDERIA
(off)
En poco tiempo llegamos al fin del examen, el mío no había durado más de 2 minutos, pues los nervios no me dejaban fijar la vista y por poco me como a un peatón; falta grave, por supuesto, soy un peligro para la carretera. Lo que la examinadora jamás podía imaginar es que era un completo terror para todas las personas de su calaña.

Mujer aparentemente segura de sí misma nos miraba por encima del hombro, quizás el tener un puesto del estado, unos estudios por una escuela de conductores y ser mujer, le daban autoridad para ni siquiera dirigir un buenos días, cuando subías al coche, a los alumnos y alumnas que se presentaban a que ella los cateara, por supuesto aquel día suspendimos todos. Aquella cabeza estaba demasiado recta para mi gusto y, minutos antes, miraba como mis ojos divisaban el paisaje a través de la ventanilla si tan siquiera mirarla a la cara.

Seguro que no le había sentado bien, ya que mi ánimo en aquel momento no era precisamente, el que ella hubiera deseado para una demostración tan mala.


EXT. MURO DE SEPARACIÓN DE UN COLEGIO.
SILDERIA
(off)
Pegados como unas simples cucarachas maltrechas estaban el resto de alumnos a aquel muro de patio de colegio que impedía que las niñas y niños se evadieran de las clases. Mi profesor de la autoescuela se acercó a todos nosotros para darnos un rasca polvo.

SILDERIA
(volviendo la espalda)
A mí ni me mires, paso del tema.

EXAMINADORA
(esperando detrás de Silderia cuando esta se da la vuelta)
¡Ah!, ¿pero tú no lloras?

SILDERIA
(off)
En esos momentos se me pasaron por la cabeza miles de cosas, ¿pecaría de pensamiento, palabra y no omisión de mis actos? Por supuesto que si, aunque no de la forma tan bestia que mi mente imaginaba.

De pronto incliné la cabeza hacia a delante, mis ojos pintados de negro intenso la miraban fijamente, mi pelo corto y lacio se deslizó hacia la cara y mis labios dieron una sonrisa de labios finos y afilados. El profesor me miraba en un segundo plano, ya había visto esa cara otras veces y precisamente sabía que no traía buenos presagios. Esta reacción sólo se da en mi cuando no planeo nada bueno, pero se que es suficiente para estremecer el alma de cualquiera que se atreva a desafiarme, pero tampoco me interesaba indisponerme con aquella persona, ¿quién sabe en qué circunstancias me la volvería a cruzar?

SILDERIA
(Voz monocorde)
La próxima vez me traeré unas castañuelas y te bailo una sardana.

SILDERIA
(off)
En ese momento levanté las manos, sin mutar la expresión de mi cara, como si tocara unas castañuelas. Su cara era de asombro, creo que nadie hasta ese momento la había retado a bajarse de un pedestal inexistente forjado a base de pensamientos de grandeza. Por un momento su piedra de sal se estaba derritiendo ante una lluvia de enfrentamientos. No le tenía miedo y eso me parece que no le gustó.



INT. COCHE AUTOESCUELA, CAMINO DE LA CENTRAL.

PROFESOR.
¿Qué opinas de la examinadora?

SILDERIA
(Rodeada del resto de alumnas suspensas, en total 3)
Es un comentario demasiado machista como para decirlo aquí en medio.


Por supuesto no hace falta que os comente cual era la frase que iba a decir, pero por si acaso la voy a expresar; sino lo digo exploto y en este caso queda fantástica: ESTÁ MAL FOLLADA, frase machista o feminista, dependiendo del sexo al que se dirija la cual aclararé en un post posterior a quienes les atribuyo yo esta frase prohibida delante de ciertas mujeres que defienden un feminismo que no entienden.

1 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Tienes razón; algunas cosas es más prudente callarlas.