ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


8 de julio de 2008

ESTÁN...... (2)

INT. COCHE AUTOESCUELA 9:30 AM.CARRIL CENTRAL.
Carretera principal de tres carriles, hacia un mismo sentido, atestada de tráfico y con policías dirigiéndolo.

SILDERIA.
(off)
Como casi todas las mañanas, el profesor me llevaba por las calles más concurridas de la ciudad. Tenía que saber reaccionar ante diversas situaciones del tráfico y a manejar el embrague.
La calle estaba atestada, ni una minúscula mota de polvo se atrevía a meterse en el espacio entre un coche y otro, el calor era insoportable y las moscas se dedicaban a su labor principal de tocar los genitales de todo el que se cruzara en su camino.

Pronto aquellos listos que me rodeaban decidieron comenzar a hacer méritos: pitaban, me echaban las luces, soltaban improperios e intentaban meterse desde los carriles contiguos. En ese instante un coche negro dirigido por un individuo vestido con traje de chaqueta, intenta acomodarse en el apenas medio metro de distancia que había dejado con el coche que me precedía por mi carril izquierdo.

Se que por ciudad se va por el carril que más convenga a mi destino, pero tal y como estaba el tráfico lo que menos me interesaba era que un remilgado se intentara colar delante mía provocando que, en caso que el guarda de tráfico cumpliera bien su trabajo y nos tocara pasar, los demás coches me chillaran con sus voces estridentes y yo me acordara de toda su familia desde antes de la época de Cristo. Así que, con la primera marcha metida levanté el embrague y adelanté el coche, nada más ver la intención del aquel incauto.

INT. COCHE NEGRO DEL CARRIL IZQUIERDO.
El hombre baja la ventanilla derecha del coche para dirigirse a Silderia.

INDIVIDO DEL COCHE NEGRO.
(chillando a través de la ventanilla)
¡Pero bueno! ¿A ti qué te pasa?
¡Mujer tenía que ser!

SILDERIA
(respondiendo a modo de guasa)
¡Como la tuya pero satisfecha!
INT. COCHE AUTOESCUELA
SILDERIA.
(off)
Debido a unas pocas experiencias pasadas, mi acompañante, en una reacción casi, refleja coge el lugar donde el macho y la hembra, del mecanismo que me mantiene sujeta al asiento del coche se unen, quiere evitar que me salga del mismo. Aunque esta no era una de esas ocasiones, las circunstancias no eran las propicias y mi humor no era tan malo como otras veces.

SILDERIA
(voz calmada dirigiendo me al profesor)
No hace falta que hagas eso, no voy a salir del coche.
Hay demasiado tráfico. (adorné con una sonrisa)

PROFESOR
Silderia ¡qué te conozco!

SILDERIA
(escuchando a la persona del otro coche pelear de fondo)
¡No lo suficiente!

EXT DE AMBOS COCHE.
Se inicia la conversación entre Silderia y el Individuo del coche negro.

SILDERIA
En ese momento me volví, sin quitar las manos del volante hacia la ventanilla de mi coche, miré hacia mi izquierda y vi como una mole de carne mutaba como un camaleón a punto de explotar. Su cuello era como los biceps de un culturista y sus ojos como los de una rana arborícola del Amazonas.

INDIVIDUO DEL COCHE NEGRO.
Las mujeres no valéis para conducir, ¡mira la que has montado!
¿Quién serás tu para contestarme?

SILDERIA
(moviendo la mano derecha con la palma extendida hacia él)
Sh…… ¡Cálmate!
Soy mujer, igual que la tuya, pero satisfecha. Y te voy a decir porqué.
Si hubieras follado esta noche no estarías de tan mal humor. Así que vete pensando lo que está haciendo ella en este momento.

INDIVIDUO DEL COCHE.
Pero,……..

SILDERIA
(interrumpiendo)
Pero nada, ahora voy a cerrar la ventanilla.
¡Qué tengas un buen día!


INT. COCHE AUTOESCUELA. CON LA VENTANILLA CERRADA.

SILDERIA
(off)
La hoja de cristal cerraba su boca muy lentamente, mientras las vociferaciones se apagaban como un mp3 sin pilas.

PROFESOR
Acabas de herirle la hombría.

SILDERIA
(moviendo por fin el coche)
No le he dicho nada que no sea verdad, es más, no pensaba hacer lo contrario.

PROFESOR
Anda, gira en la próxima a la derecha, a ver si salimos ya de aquí.

La conclusión a esta historia es la misma que en el post anterior (ESTÁN….), solo que en este caso era un hombre, ESTÁ MAL FOLLADO o el polvo que echó anoche fue de pena. ¿Quién sabe?, lo cierto es que sus salida de cobarde fue lo hizo que mi sangre hirviera.

1 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Jajajj... y si lo echó fue una pena... ¡"Este polvo es una ruina!"