ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


8 de agosto de 2008

DOCTORA JEKIL Y MISSIS HIDE.

Todos los meses la misma canción.
Hubo un día en la vida de toda mujer en que, a los ojos de miles de personas, dejamos de ser niñas, por supuesto nosotras no nos sentíamos como tales, aún por esas fechas yo, por lo menos, todavía jugaba a las muñecas y me encantaba pasear mi carrito por el parque, a pesar de los comentarios absurdos de mis familiares.

Ese día la mayoría lo recuerdan con mucha confusión, no sabes lo que te ha pasado, porqué te sucede y mucho menos, el motivo del llanto o cara de circunstancias de tu madre, cuando le pides auxilio al encontrarte una gran macha en tu ropa interior de color burdeos. ¿Cómo se supone que tiene que sentirse una niña en esos momentos? Para todas las mujeres de tu familia ya eres mayor, sin importar lo que puedas pensar, la madura que seas o si es verdad o no. Cierto es que esa pequeña niña se enfrenta a agrandes cambios que tendrá que ir asimilando con los meses e irse acostumbrando poco a poco, pero también ha de distinguir los mitos que corren en cuestión al tema, si quiere llevar una vida completamente normal y no marcarse con ella.

El hecho de tu primera regla es traumático, pero tampoco te ayudan mucho al respecto. ¿Cuántas series de televisión lo han utilizado para sus capítulos? Demasiados, esa es mi respuesta al tema. Algunos la han utilizado de una forma madura y con una visión muy normal, otras en cambio dejan mucho que desear.

Un motivo más para degradarnos por ser lo que somos.
Ingrediente principal para las pócimas de amor y rituales de adoración a los dioses, ha creado vergüenza a todas las mujeres. Es algo de lo que los hombres se han aprovechado siglo tras siglo para dominarnos con el típico lavado de cabeza. Ya en el levítico, libro bíblico, pone:

“...Cuando la mujer tuviera flujo de sangre, su impureza durará siete días, y cualquiera que la tocare será inmundo hasta la tarde. Y todo aquello sobre lo que ella se acostare mientras dure su impureza, será inmundo... Y si alguno tuviera ayuntamiento carnal con ella y su menstruo cayera sobre él, será inmundo por siete días, y toda cama sobre la que él se durmiera será inmunda”.

O el derecho de apaleamiento hacia una mujer si esta se pasea delante de un hombre mientras se encuentra menstruando.

Todo viene de la creencia inculcada de que en esos días somos impuras, y como tales hemos de sentirnos feas y sucias. Yo esos días me veo muy fea, gorda y sucia, pero es porque me hincho igual que un pez globo al ver s uno de sus enemigos y de mi cara se podría llenar una botella de aceite, debido a que mis glándulas sebáceas se descontrolan por una producción descontrolada de estrógenos.

En aquellos días se nos tenía prohibido salir a la calle, hablar con alguien, incluso compartir la misma cama que tu marido. Todo para hacernos sentir inferiores por una cosa completamente normal, pero el ser humano hace lo que sea para degradar a otro y controlarlo, hoy día todavía hay gente que se lo cree.

Millones de mitos rodean a nuestra naturaleza.
Algunos de ellos poseen ciertas explicaciones debido a la época en la que se vivían, otros ni siquiera hay una categoría donde ponerlos.

· Una mujer no pude bañarse durante la menstruación. (Posible de explicar porque antes no había termo ni reguladores de temperatura y el agua extremadamente fría puede hacer que se te corte o te de un cólico, pero hoy día eso no tiene perdón)

· No se pueden acercar a las plantas porque las marchita. (Vale, si no las riegas en una semana puede, pero por tener la regla lo dudo mucho.)

· No puedes hacer deporte. (El ejercicio mejora la eliminación de la sangre y alivia los dolores menstruales.)

· No tomes cosas frías. (Todavía no se que tienen que ver los ovarios con el estómago.)

· No puedes quedarte embarazada si haces el amor mientras estas menstruando, no puedes quedarte embarazada si es tu primera menstruación,… (De cosas como esas están las maternidades llenas.)

· No puedes hacer el amor si estas con la regla (Más bien por higiene o escrúpulos, pero no porque “eres impura”, por lo que he leído.)

· No se pueden comer determinados alimentos. (Estamos eliminado un óvulo, no a dieta. Tenemos pérdidas de sangre y necesitamos comer para compensar.)

Lo malo es que, miles de cosas como estas aún se dicen y pasan de generación en generación entre madres e hijas, muchas se lo creen.

La verdad siermpe pasa de boca de uno a orejas de otro.



Si eres una mujer, es para lo bueno y para lo MALO.
Por supuesto, he oído cientos de frases y atrocidades a lo largo de todos estos años; ciertamente, no hubiera dado crédito a mis oídos si nos los hubiera presenciado en primera persona, teniéndome que morder la lengua en algunas ocasiones y otras yéndome al servicio para soltar algunas carcajadas.
- Estoy con la regla, tengo derecho a protestar. (También eres mujer y tienes derecho a enfadarte como persona.)

- Las mujeres con la regla se ponen muy tontas. Pobrecita – Dice un hombre con guasa. (Si nos ponemos tontas, penosas e inaguantables, pero no estamos enfermas; ellos se ponen tontos veinte veces al día y tenemos que conformarnos.)

- Tú nunca pasarás por lo que está pasando ella. (Seguro, pero tampoco tendrás problemas de erección, realización de fimosis ni próstata. Una por otra.)

La última que recuerdo la dijo un hombre, pero es demasiado ridícula para escribirla. ¡Qué narices la voy a poner! – Yo se lo que es un dolor de regla porque me he tenido un cólico nefrítico y se lo que pueden llegar a doler los riñones. A mi nunca me ha dado un cólico nefrítico, ni piedras en el riñón, pero me parece que es “lo mismo” ¡Vamos!, igualito. Voy a dejarlo en no coment.
Lo que venía a deciros, que puede que te sientas mal, pero no puedes escudarte en eso para excusar un mal día. La explosión tan grande hormonas nos cambia completamente el humor, es cierto, nos enfadamos con más facilidad, sentimos tanto física como psíquicamente con más intensidad, lloramos muy fácilmente,…. Por eso evito cruzarme con nadie cuando noto que estoy así. Hemos de aprender ciertos trucos, ya que a algunas nos es imposible controlarnos.

Ellos también la sufren.

Que nos quede bien claro, ellos producen unas cantidades estables de testosterona a lo largo de su vida, bueno, más o menos; el caso es que nosotras no. Lo mismo que ellos no entienden muchas cosas nuestras, porque o bien no se preocupan o no les toca saber de ello (de esos existen miles de temas que podemos tocar), esta es una de ellas.

Es cierto que te dicen muchas tonterías respecto al tema, que se repiten mes tras mes, pero entenderlos también a ellos. Es algo completamente ajeno y que no pueden imaginar ni por asomo, simplemente lo sufren y peor de lo que pensáis. Explicarles cómo os sentís, que formas hay para que te sientas mejor, cómo pueden ayudarte a aliviar los síntomas y sobre todo qué atenciones ha de prestarte en esos momentos (siempre son los mismos: paciencia, cariño, mimos, algo dulce y tranquilidad. ¡Qué anuncio más maravilloso!) Ahora si tu hombre es un gilipollas, un machista y ni siquiera lo intenta, yo que tu me pensaría si merece la pena (no me vale la frase: “pero es que yo lo quiero”, él si tiene que sentirse bien en todo momento, pero tú no tienes derecho a reclamar atenciones. Ya lo sé, es que tú lo quieres. A pesar que ni me tiene en cuenta como persona con sentimientos. ¡Vale! Es tan respetable como cualquier otra cosa.)

Podemos evitar el síndrome premenstrual. ¡Existe un truco!
Sabemos que no todas las mujeres son iguales, que muchas ni siquiera saben qué es esto y que a otras ni siquiera les duele cuando llega, pero ese no es mi caso ni el de un porcentaje bastante alto de población femenina.

La fórmula mágica es la siguiente: comer durante una semana antes, lácteos, pescado azul, nata y huevo, a DIARIO. En todas las comidas. ¡Funciona! Lo he probado en mis propias carnes, este mejora bastante, y puedo deciros que el mío es bastante agravado. El dolor no te lo va a aliviar, eso se soluciona parcialmente con aceite de onagra (pregunta antes en la farmacia), pero la tristeza y el mal genio, entre otras muchas cosas si. De esta forma podréis llevar una existencia más apacible con todos los que os rodean.



Algunas cosas hay que aceptarlas como vienen. Esto es una parte de mi existencia, soy mujer y me gusta, con todas sus consecuencias.

2 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

"Inmundo durante siete días"... siempre he pensado que la Biblia es uno de los mejores libros humorísticos de la Historia...

Silderia dijo...

Pues tengo más, cuando tenga la oportunidad te muestro los demás chistes y monólogos de la historia antigua.