ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


29 de agosto de 2008

LAS DOS CARA DE LA MONEDA, ¿EURO O PESETA?

Es cierto que, como cualquier otra persona, tengo reacciones no esperadas. A pesar de todo no soy una persona que se indigne por muchas de las cosas que ve a lo largo del día; llegó un momento en que todo me parecía perfectamente factible, pocas cosas pueden asombrarme con respecto a mi entorno. El truco es esperarse todo de todo el mundo, creo que por ello cuando alguien tiene un gesto bueno hacia mí me asombra tanto. Por suerte no son pocos.

Pero muchas veces no puedo evitar que me hierva la sangre, ¿por qué? Pues simplemente porque no me cabe en la cabeza que en pleno siglo XXI, sigan pasando estas cosas. Yo sigo con mi vida normal, por supuesto continúo mis enseñanzas y no opino respecto a nada que no me incumba. Pero escucho y vigilo todo lo que pasa a mi alrededor, como escritora tengo que sacar las ideas de algún sitio, por muy ridículo que sea.

Pero ese no era el tema. Lo cierto es que, por muy adelantado que digamos que estamos, muy igualitarios que seamos y se diga hipócritamente que las mujeres somos iguales que los hombres. Esto es mentira. Lo afirmo rotundamente, y nosotras somos las principales culpables, aunque a ellos tampoco les indulto respecto al tema.

Pocas veces me quema la sangre de tal manera, bien porque me haya pasado a mi (por lo que actúo en el consecuencia, en ese mismo momento. Si no haberte quedado calladito o calladita) o porque lo haya visto como mera espectadora.

Puede que no os lo creáis pero, las frases que voy a poner y desguazar a continuación, han salido de las bocas de personas, por decirlo de alguna manera (aclaración: si ellos no consideran personas a sus iguales, sean como sean, yo tampoco puedo considerarlo a ellos) de edades comprendidas entre los 14 y los 33 años. Si lo hubiera dicho mi abuela lo podría medio entender, pero viniendo de ellos, casi me produjeron un shock mental.

· Saber limpiar me da puntos delante de un hombre. – Los puntos del supermercado para sacar una vajilla a trozos o esos vasos tan monos decorados ¿no?

· Me paso toda la tarde viendo la tele. A un hombre no le gusta que las mujeres sepan más que ellos. (En esta me quedé como Homer Simpsons, cuando ve una chuleta y se le dobla el cuello mientras babea.) – ¿Qué tipo de hombre estás buscando, alma de cántaro? Es verdad que si lees algo más que las instrucciones de cómo se pone un tampax, puedes parecer una empollona. ¡Eso no mola!

· Si yo le doy permiso para que salga con las amigas. (un novio a su novia) – ¡Vamos a ver!, ¿permiso para qué? Si mi padre no me lo prohíbe porque ya tengo edad para salir. ¿De qué vas? (creo que esta frase admite todo tipo de comentarios.)

· Si mi mujer con diez minutos está contenta. – Ahora entiendo el aumento de alquileres de película porno durante horas laborales y la venta tan descomunal de consoladores.

· Los hombres no decís que sois más fuertes. ¡Ala! Te toca llevar esto. – Después quieres que te miren de la misma forma. Desde luego que te has lucido, machista.

· Esa tía es una guarra porque se tira a todo lo que pilla. – Y tu eres un perfecto macho y un tipo digno de admiración porque haces lo mismo. No perdona, tú eres un cabrón con todas las letras. Lo de guarra a ella tampoco se lo disculpo, pero también digo que le quiten lo bailao.

· Otro como yo no te aguanta. – Y lo que yo tengo que aguantarte a ti, ¿qué eres? La hermanita de los pobres.

Podría aburrirme de poner miles y miles de frases por el estilo. Todas son reales, algunas no las he puesto porque son demasiado surrealistas como para que sean creíbles, por lo que he decidido eliminarlas de la lista. Parece mentira que en pleno siglo XXI sigamos así. Una última frase (va por vosotros.)

· Hija que va con su madre a mirar una cosa para la casa:

- No se si llevármela. – Dice la hija mirando a su madre. – Tengo que hablar con mi novio para ver si le gusta.

- Antes los hombres no se metían en estas cosas. – Le dice muy enfadada. – Eso son cosas de mujeres. Los hombres no entienden de decoración.

Es que eso no es cosa de hombres. Ya sabéis no tenéis derecho a elegir cómo queréis que esté decorada vuestra casa, porque la casa es de las mujeres. Y queremos cambiar las cosas y eliminar el término de mujer florero. Por favor, ¡qué adelantados estamos!

Si las primeras que se plantan en una igualdad de conveniencia somos nostras, ¿cómo queréis que demos un paso hacia a delante, si vamos para atrás como los cangrejos?


Por suerte no todos los hombres son iguales, ni todas las mujeres tienen esa doble moral. Ciertamente hay varones que ayudan, te apoyan, puedes contar con ellos y no sueltan esas patochadas. También contribuyen a cambiar las mentes de las mujeres jóvenes y retrógradas que he descrito. En esto nosotras tenemos mucho que ver, ¿qué les vas a enseñar a tus hijos? El emparejamiento no es una obligación, sino un gusto que nosotros mismo nos damos. No vale la pena aguantar carros y carretones. Los tiempos han cambiado, pero veo que demasiado rápido para que ciertas mentes evolucionen.

¿Has escuchado alguna frase de estas alguna vez? Dímelas, las colecciono.

6 cosas que decirte:

tallerdehadas dijo...

Hola linda!!!!!

A ver, como ya sabes la luna juega mucho con los fluídos terrestres. Influye en las mareas y en los ríos hasta hacerlos cambiar como si tuvieran personalidad humana. Yo también creo que puede influir sobre la persona con signo de agua. Las distintas fases de la Luna pueden influirte (sobre todo en Luna llena) en lo relacionado con la imaginación, los sueños, la fantasía, las obsesiones, los enamoramientos, las pasiones, la memoria y la comunicación.
Especialmente, la Luna Nueva es un buen momento para que aclares malentendidos, para comunicar con aquellas personas a quienes en otros momentos te resulta más difícil coger por banda y decirles lo que piensas.
No olvides que la Luna al igual que a los fluídos sobre la Tierra, también atrae a los fluídos corporales, por lo que a nível de cuerpo puede que tanto tú como el resto de la gente nos sintamos en ocasiones mareados o con una percepción corporal especial. También es importante tener en cuenta en víspera de Luna nueva rituales de desintoxicación (tabaco, bebidas alcohólicas, malos hábitos alimenticios...). Darán mayor reltados que en otros momentos.

Espero que haya podido ayudarte en algo...:) No sé todo lo que quisiera saber pero estoy dispuesta a ayudarte en lo que pueda, dentro de mi gran ignorancia en la materia. :)

Un beso enorme!!!!!!

sangreybesos dijo...

¡Protesto! ¡Mucha igualdad y tal y después siempre soy yo el que tiene que bajar la freidora!

Silderia dijo...

y secar los cubiertos, no te olvides de eso.

sangreybesos dijo...

...y colocar la plancha debajo del resto de sartenes...

HMJ dijo...

A mi me toca fregar los platos y planchar las camisas...

Pero fuera de bromas, todo esto es una cuestión cultural. El problema es educación incorrecta, que espero que con el tiempo se solvente. Lo que ocurre es que estas frases no se piensan y que los que las dicen (refiriendome a los cafres de ambos sexos) no piensan lo que dicen. Yo te recomiendo tranquilidad, paciencia y buenos alimentos.

Por cierto ¡que a nadie se le ocurra decorarme la casa por muy decorador que se sienta!

Saludos

Henry dijo...

Hola Mujer... estoy encantado con tu blog. Aprendo más de las chicas para ser mejor amante. Conociendolas más, me conozco más a mi. Besos.
Visita mi blog Silderia.