ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


12 de octubre de 2009

MEMORIA DE PEZ.

Las conversaciones absurdas aparecen en cualquier lado, a pesar de todo, no les prestas mucha importancia. La mayoría de las veces no las quieres escuchar, aunque, cotilla de nacimiento, no en el sentido de que me interesen las vidas ajenas, ni mucho menos, que comente cosas que no vienen a cuento o que me meta en camisa de once varas.

Sin embargo, es cierto que observo y miro todo lo que hay a mi alrededor, escucho todo lo que pueda surgir (bueno, algunas veces, mi mp3 me libra de algunas de esas cosas conscientemente. ¡Bendito invento!) Cierto es que sin ese afán mío, por intentar vislumbrar el comportamiento humano (quizás porque soy un poco antisocial, por no decir en una gran parte) y un sentido de querer, aunque sea de una forma subconsciente más que voluntaria, de querer integrarme dentro de un mundo cada vez más ajeno a mi. La vida me hace quitarme esos pequeños auriculares y sentir aquel cuadro que me rodea.

Pues bien, aquello a lo que le he prestado atención pocas veces, ha sido a una frase que, no sé por qué motivo, retumbó en mis oídos aquella tarde. Esta era la siguiente: “es verdad porque sale en la tele”, entonces ocurrió como si mi mente volviera atrás, recordé la mayor parte de veces, o por lo menos, aquellas que mi cerebro tomó como absurdas, todas aquellas veces que alguien quiso darle la razón a otro ser con eso mismo.

Dicen que una misma frase puede que no vuelva a ser pronunciada en la vida después de ser expresada, aunque algunos tópicos y situaciones, realmente son sacadas una y otra vez en un continuo ciclo. Un diálogo diferente, en un marco distinto, con protagonistas diversos y, sin embargo, tienen algo en común, lo absurdo y la repetición del final de una conversación que da pie a continuar con un diálogo de besugos (como dice sangreybesos algunas veces.) ¿No os ha pasado? Esto no es un déyà vu, es una especie de similitud.

No voy a entrar en muchos detalles con la conversación en cuestión, sino en el análisis de la afirmación mental que se dan, de una forma expresa para no perder el diálogo, dando por sentado que no te están mintiendo. Repitamos la frase:

“Es verdad porque sale en la tele”


Un escalofrío me recorre por el cuerpo cada vez que lo pienso, si la caja tonta lo dice. Aquel medio de comunicación unidireccional, al que no le importa tergiversar la verdad con tal de conseguir un poco de audiencia. Creo que, en ese mismo instante, se fue en mi algo de la poca confianza humana en que eran seres racionales, por lo menos una gran mayoría de la población.

A pesar de todo, mi gran decepción respecto al tema no paraba de suscitarme algunas preguntas, tales como:

- ¿Leerán alguna vez?

- ¿Cuántas horas pasarán delante de esa pantalla que da estímulos sin parar?

- ¿Será verdad que no analizan toda la información que les cuentan?

Pero la más importante de todas fue ¿Y si no sale en la tele o la noticia deja de aparecer? La respuesta a ella fue simple, ha dejado de existir. ¡Por favor! Si ya no aparecen escenas del tercer mundo este ya no existe, si las imágenes de países en guerra no alimentan nuestras morbosos pupilas, hay paz; esto es un poco indignante a mi entender, las enfermedades, las pandemias, el cambio que estamos sufriendo y demás acontecimientos, catastróficos algunos, otros necesarios, algunos debido a una tecnología incesante… Se pierden en una memoria que no es más retentiva que el tiempo que tarda un reloj en marcar el final de un avance informativo, ¡terrible!

Pero los cotilleos sobre la de la vida de la del quinto, lo que ha hecho la hija de fulanita, que si menganita es una guarra o que ha dado un braguetazo, el bala perdida de la hija de la señora tal que vive con yo no se quién y que se mete de todo por el cuerpo (según palabras textuales que comía porros y se inyertaba heroína por la nariz,) eso si que no se nos olvida, al igual que la vida de ciertos esperpentos que intentan llegar a ser algo destripando la vida de personas por televisión. Aplaudo a estos personajes por no dejar de asombrarme, ya que, como dijo alguien, la ignorancia humana no tiene límite. Cierto.

No sé exactamente hasta donde llega la mía, me considero ignorante en muchos campos, conocedora de algunos, aunque jamás dominante de algún tema. Lo cierto es que me acuerdo de cientos de cosas que pasan. Mi memoria no dura tres segundos y, mucho menos, confirmo lo que me dice otro porque haya salido en la tele. Puedo asegurarlo, la veo más bien poco, a penas se enciende de noche para visualizar alguna buena película, si algo me sorbe el seso, es la imaginación de los que han tenido un sueño que han hecho que se vuelva parte de todos.
Aunque... Si sale en la tele....

5 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

A lo mejor lo de comer porros e "inyertarse" heroína por la nariz no se debe a falta de información referente al consumo correcto de drogas,oye, sino a algún tipo de atroz megapolitoxicomanía, que hay gente pa tó.

Y puede ser que tú y yo llevemos unos meses disfrutando de nuestra islita privada y nuestro back to the basics autoimpuesto, pero es que donde se ponga una peli con Vincent Price que se quite Informe Semanal, cojones...

Silderia dijo...

Algunos tendrían que aprender también a hablar antes de informarse.

Me encanta nuestra isla privada, nuestras películas por la noche y, una cosa más, el informe semanal no deja de aburrirme cada día un poco más.

Phoebe dijo...

Y como lo que sale en la tele es verdad, si un delfín en extinción ha dado a luz a la cría que salvará a la especie (de delfines) de la extinción, el populacho se tira toda la semana entera comentando la jugada de la "bonita y sabia" madre naturaleza, sin recordar que miles de personas mueren por el mundo y que la raza humana se está extinguiendo, como quien dice, pero claaro, como no lo sacan en la tele porque queda muy feo eso de decir que se muere gente de hambre en pleno siglo XXI...es mucho mejor alejarnos de la realidad que nos concierne, ¿no?Bah. No puedo soportarlo. Realmente, hay gente que se cree sabia por ver la tele simplemente...

Me gustó tu relato del otro lado, tiene tu sello personal; lo encontré directo y abstracto...sorprendente combinación que no se suele ver.

un abrazo, Silderia!

Edu dijo...

La TV, es un invento absurdo del siglo XX. Alienante, del cual yo tambien a veces soy su prisionero, pero quien lee, escapa de ello.
Un Saludo

Silderia dijo...

Phoebe: a mi me da tanto coraje esto como a ti, no te creas, sino simplemente no lo publicaría, pero para eso está este rinconcito.

Me alegro que te gustara mi relato, espero que hayas pasado un buen rato leyendo ambos post.

Edu: ninguno estamos a salvo de los medios pero, como tú dices, la lectura nos libra de miles de cosas absurdas.

Un Beso muy gordo a los dos