ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


25 de julio de 2008

ESTAN... (3)

INT. COCHE AUTOESCUELA.
Practicando como siempre SILDERIA, circula por las calles de los supuestos circuitos que le pueden tocar a exámen, cuando el profesor le pide que aparque en un sitio bastante justo.


PROFESOR.
Aparca en ese hueco.


SILDERIA
¿Seguro? Es muy justo para que yo lo pueda meter ahí.


PROFESOR
Yo te ayudo a meterlo
¡Tú verás como entra!


SILDERIA
(voz en off)
Aquella mañana, como la mayoría de los días, no era el mío.
Por supuesto estaba un poco harta de dar clases, pero todo se solucionaría en pocos días.
Como siempre, pasaba de las indicaciones del profesor y aparqué como mejor me parecía. Creo que por eso siempre me indicaba que hiciera lo contrario de lo que era correcto.

INT. COCHE AUTOESCUELA, CINCO MINUTOS DESPUÉS DE INICIAR LA MANIOBRA.
El coche entre suavemente en el hueco entre dos coches.


PROFESOR.
¿Ves cómo entraba? Tienes que tener un poco de confianza en ti misma.
Ahora vamos a salir.


SILDERIA
(Voz en off)
Parece que sí, me ha demostrado que soy capaz de hacerlo.
A pesar de ello, no sabía como iba a salir de aquel sitio, el espacio exitente entre los coches era ínfimo, ni una rata se atrevería a invadir ese espacio aunque el mayor de los gatos la estuviera persiguiendo y no existiera otra salida más que esa, aunque nadie sabe lo que puede pasar en situaciones desesperadas. Quizás se hubiera arriesgado a quedarse completamente atrancada con tal de salvar el pellejo.

Así me sentía yo cuando me puse a pensar que todo mi trabajo por introducir un trozo de mortadela entre dos rebanadas de pan, sin casi levantar una de ellas y dejarlo perfecto, se tenía que esfumar en el aire. Ni siquiera me había dejado dar un bocado a aquella sabrosa tostada y regocijarme de mi logro, pero todo lo bueno tiene que acabarse algún día.


EXT . CALLE.
El coche de autoescuela casi ha conseguido salir del aparcamiento, aún le quedan unas cuantas maniobras para conseguir desacerse del entuerto sin que ninguno de los dos coche que lo aprisionan suenen como máquinas de pin ball.

Un coche de color rojo se aproxima hacia ellos dándo un sonido estridente, pita constantemente, parace que tiene una gran prisa porque Silderia concluya su acción de salida.

COCHE ROJO
(dando unos pitidos antes de bajar la ventanilla)
¡Venga! ¡Qué tengo bulla! ¡A ver si terminas de una vez!
¡La gente de autoescuela no sabéis hacer nada bien!

SILDERIA
(voz en off)
Todavía no me puedo creer lo que está pasando. Por la cara del profe no está muy contento con lo que está viendo.


INT. COCHE AUTOESCUELA.
El profesor en un reflejo aprendido, por sus múltiples experiencias con Silderia, coge el agarradero del cinturón de seguridad que la mantiene agarrada al asiento. Mientras el dueño del otro coche no para de meterle prisa para que termine. A pesar de todo, esta vez lo únco que le ha hecho mantenerla en su postura de conductora es el evitar que pueda meterse en un lío, pero se encuentra bastante molesto por la situación que está viviendo en esos instantes.

Aparentemente está muy calmada, pero una media sonrisa se dibuja en la cara de su alumna. Entonces comienza el circo.

SILDERIA
Ya voy, no te sulfures. Un momento.
Jose, la cuerda se hace así ¿verdad?. Es lo que tengo que usar para mover el volante rápido, ¿a que sí?

Y esto, ¿cómo era? (mirando al profesor con cara de guasa)

EXT. CALLE, SE VE A LOS DOS POR LA VENTANILLA DEL CONDUCTOR.
El profesor parece que ha cogido la indirecta y le sigue el juego a Silderia, comienza a explicarle la lección como si no la supiera de ante mano.

PROFESOR
(mientras Silderia mueve el volante)
No mira, sé un poquita más suave.
No agarrotes las manos, tienes que acariciarlo no arrancarle el trozo.


INT. COCHE ROJO.
Desde su ventanilla, el inquilino del auotomóvil rojo no da crédito a lo que está viendo. Los dos conductores del coche contiguo pasan completamente de lo les está diciendo, es inútil pitar con el coche.

COCHE ROJO
(con cara de asombro)
¿Qué estás haciendo?

SILDERIA
Estoy aprendiendo
(hace un gesto con los hombros)
¡Cómo no se!
INT. COCHE DE AUTOESCUELA.
El conductor del coche rojo se va sin montar más escándalo, es inútil pelear. Le han cogido en su propia trampa.

El profesor y la alumna para un momento el aprendizaje y se ríen durante un largo rato antes de Continuar la marcha.

Este es otro de los casos, ¿a qué venía tanta bulla? Seguro que se pensó que Silderia era un blanco fácil para conseguir un aparcamiento justo en frente del bar que había. Lo malo es que no sabía con quién se había cruzado por el camino.

No porque el otro tenga más experiencia que tú en una cosa tienes que hacerlo todo a la tremenda. La paciencia es una santa que da muy buenas recompensas, pero cuando se está mal follado o tu polvo de la noche antes ha sido pésimo o ni tan siquiera has mojado el churro, se pierde la paciencia y el humor muy pronto.

1 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Espero que no te coviertas en una de esas que después va pitando a todo el mundo...