ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


10 de febrero de 2008

El negro es un color muy oscuro. Capítulo 2 (segunda parte)

Capítulo II:bajada al infierno (segunda parte)


En la primera parte Nuria, se encontraba recorriendo una cueva que llevaba hasta las mismas puertas del Hades, cuando se encontró en la puerta de Don Tomás. El jefe de estudios.
Esta esta dispuesto a esclarecer los acontecimientos ocurrido en clase de dibujo....


“Calmarnos”, pensaba Nuria. El único que estaba nervioso era él. Seguramente ya habría maquinado el castigo por su insolencia.

- La señorita, Dolores, me ha dado este dibujo. Me ha comentado que era ella ardiendo en la hoguera, vestida de bruja. – Le decía Tomás, mientras le mostraba el dibujo.

- Efectivamente, sólo que no era ella vestida de bruja. Es su representación simbólica dentro de mi mente. – Exclamó la niña de forma pedante.

- Y porqué lo has hecho.

- Porque era la clase de dibujo libre, en ella cada uno dibuja lo que quiere.

- Si, pero esto ¿a que viene? - Le volvía a decir mostrándole de nuevo el dibujo.

- Era dibujo libre, no dibujo del agrado de la señorita. Sino sería dibujo dirigido – Decía en tono monótono.

- Pero, ¿por qué la señorita Dolores? – Decía don Tomás.

- Fácil, cada vez que toca dibujo libre, haga uno de cada persona del centro, tal y como la veo yo. Así que he puesto su representación. Por los otros no he tenido problemas.

- ¡Otros!, …… ¿Qué otros? – Don Tomás no daba crédito a lo que estaba oyendo.

- Si, los del profe de lengua, del de ciencias, la de inglés y usted. – Decía la niña con normalidad.

- Y cómo me has dibujado a mí.- Le dijo con intriga.

- Usted es el rey de los infiernos.

Los ojos de Don Tomás, el jefe de estudios, se salieron de sus órbitas. Se tornó rojo como un cangrejo.

- Nuria, perdona por haberte hecho perder la clase. Sube y dile a tu maestra que baje con todos tus dibujos, de las últimas semanas. Esta vez te has librado del castigo.

La niña se levantó y se dirigió hacia su clase. Un aura de triunfo daba un brillo, casi fantasmal, a sus ojos. Pegó en la puerta del aula con tres golpes, secos y rotundos. La puerta se abrió de una vez y, con cara de inocente, miró a Doña Dolores.

- Ah, Nuria ¿Qué te ha dicho Don Tomás? – Preguntó en forma burlona.

- Nada – Contestó la niña.

- Algo te ha tenido que decir – Le contestó Dolores, esperando que le corroboraran lo que ya creía que sabía.

- Si, que haga el favor de bajar al despacho con todos mis dibujos. La está esperando.

A la mañana siguiente había una maestra suplente, y se prohibió el dibujo libre.

Sólo una persona como Nuria, podía bajar a las entrañas del infierno y volver para contarlo.

1 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

¿Y qué dibujaría Nuria en la clase de Dibujo Técnico?
A hell of a good night kiss