ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


12 de diciembre de 2008

LOS CAMINOS PERDIDOS DEL SUBCONSCIENTE (X)

Aún me tambaleo en el camino, aquellas esferas tan cercanas, ahora se presentan ante mí como una torre luminiscente lejana, allá a lo lejos en el este espacio muerto. A pesar de haber estado en situaciones similares puedo escuchar murmullos, me fijo un poco más en ellos y, lo único que puedo averiguar de ellos es, que no pertenecen a este mundo. Estoy en un pasillo, no distingo nada de lo que me están contando, pero sigo a delante, cada vez son más fuertes, inteligibles, pero claros.

Algunos de esos aros me rozan la piel, son afilados y sólidos. Mi sistema nervioso parece no percatarse de sus roces, sangro por las grietas que han abierto en mis muslos, sin embargo, no duele, noto su caricia asesina por mi vera, nada más.

Espero que este camino en línea recta, si así puede llamarse a este recorrido palpitante de obstáculos y falta de experiencia, en materia de vuelo, me lleva a alguna parte en la que pueda por fin descansar. En todo el camino no he comido más que unos pocos de cristales y dormido sólo una vez. Llevo aquí una eternidad, lo sé. Las experiencias vividas y mis magulladuras me lo confirman, no he podido hacerme tantos cardenales, cortes, arañazos y demás marcas en mi piel, en a penas unas horas. Su nivel de curación es diferente, aunque algunas de las más antiguas desparezcan entre los ríos, ahora visibles, de mi lava interna.

Ahora lo veo, está a menos de un palmo. Estiro la mano y toco el borde, es frío, mucho, tanto que mis dedos se colorean de morado en pocos instantes; me niego a soltarlo, estoy pegada por el hielo de su superficie, pero me da igual, he llegado muy lejos y no estoy dispuesta rendirme ahora, es demasiado tarde para ello. Ya no hay marcha atrás, tampoco existe tiempo para pensar en nada. En un mundo donde todo hace lo que el corazón te dicta y la razón pierde toda lógica y racionalidad, no vale la pena dar vueltas sobre lo sucedido, pasó simplemente como miles de cosas normales y diarias en el mundo que conozco. Puede que hayan dejado marca en mi consciencia, pero sin más se fueron de la misma forma que llegaron. ¿Qué me deparará el futuro ahora? ¿Quizás un nuevo plano de este laberinto aún por descubrir o ya lo he visto todo? Aquí he volado, luchado, comido, sentido, vivido de una forma completamente diferente. Ya sé que hay nuevas formas de ver la realidad, si es que lo otro puede considerarse un mundo real. ¿Estaré en el mundo que nos pertenece a todos?

Con un gran esfuerzo, consigo ponerme en pie en aquel ínfimo borde. Mis talones quedan por el exterior, me cuesta mucho mantener el equilibrio y mis brazos se tambalean en la nada como las alas de un pájaro principiante. Una vida llena de incertidumbre, podré resistirlo. Bah, ¡qué más da en estos momentos! Su centro es como un enorme tornado invertido que chupa todo lo que se cruza en su centro, parece que he llegado al mismo corazón de estos parajes.

Mi talón vuelve a intentar encontrar un lugar donde apoyarse, vuelvo a perder el equilibrio y, en un brusco movimiento de mi cuerpo, caigo a la nada como si nada. El camino tendría que ser rápido y con una visión desfigurada, sin embargo, ahora comienzo a escuchar los murmullos con claridad, veo cada lucecita de este negro interior lentamente.

- Por fin despertó – dice una voz desde el otro lado de una reja. – La sesión de electro shok sólo la ha dejado inconsciente hace unos días.

Esos dos fantasmas continúan hablando sobre mí, me encantaría decirles algo, pero sería inútil. Ahora me incorporo, vuelvo a mi butaca, aquella forrada de punto rosa y verde que hice antaño, miro por la ventana. Los pájaros vuelven a cantar como antes, sin parpadear a penas, sin hacer un solo ruido me quedaré visionando el horizonte rayado tras mis aposentos. No se cuanto tiempo tardaré en volver.

5 cosas que decirte:

Phoebe dijo...

Silderia!!
No me había enterado de tu mudanza!! Bueno, ya lo sé, siempre me entero de las cosas tarde, pero no me queda nada más que felicitarte por tu "nueva vida", que seguro que será estupenda :)

Ahora aparte, tus relatos me dejan algo así como con reacción extraña, ese surrealismo me gusta mucho, es original.

Y de momento, nada más, solo desearte que te pongas buena pronto de la espalda y que no te ataque el estrés.

besos!

Silderia dijo...

muchas gracias guapa, ya estoy mucho mejor, parece que la tensión se va poco a poco, al igual que mi paciencia alguna veces con todo lo que está pasando últimamente a mi alrededor. Estoy seguro que la marea pasará pronto.

Un beso muy grande

Dreamscape dijo...

Buenísimo relato, una gran tensión con final relajado. El subconsicente es un mundo inesperado e inaccesible, al no ser que utilices cierto medios...

sangreybesos dijo...

Muy buen final, amada. La pregunta es, ¿volverá?

Silderia dijo...

Dreamscape: no utilizo más medios que mi imaginacios para viajar por los mundos de la fantasía, despierta, dormida a duermevela, eso da igual. Nunca me han hecho falta alicientes (por ahora)
Cariño: ¿estás seguro de que ha vuelto?

Para ambos: ¿seguro que este es el final? por ahora puede, más adelante no se. ¿Seguro que ha vuelto a la realidad o ha llegado a un mundo de ficción? Aun no tengo claro cuál es la línea pero bueno. Me alegro que os haya gustado, después de tanto tiempo maquinando lo conseguí, por lo menos para sus dos lectores más fervientes, espero no haberos defraudado.