ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


3 de diciembre de 2008

LAS FRAGANCIAS DE UNA NOCHE PUEDEN DURAR TODA UNA VIDA.

Huele a….

Desde milenios el ser humanos ha utilizado las fragancias para ocultar, dar un nuevo olor, fomentar el propio aroma,… Símbolo de distinción y divinidad, el referido a las flores ha sido el predilecto por varones y mujeres. Pero, ¿hasta dónde puede llegar nuestro sentido del olfato de una forma consciente? Lo cierto es que ninguno lo sabe son certeza, miles de fragancias se cruzan en nuestras vidas diarias minuto tras minutos, ¿de cuales hacemos más hincapié? Simple, de todas las que nos producen un recuerdo agradable o no, pueden provenir de nuestra infancia, de alguna comida que te apetezca bastante o el típico olor a podrido y descomposición que te recuerda a las alcantarillas de una ciudad.

El olor a verde, de los bosques, a leña quemada,… ¡Qué gracioso! ¿No os parece? Olor a verde, pues sí. Y lo decimos bastante, sobre todo cuando llueve y pasamos cerca de un lugar ajardinado. Damos nombre a fragancias de cosas tan abstractas como la primavera, enamorado, pasión, meloso, a dulce, cuando esto último realmente es un sabor. Pero, lo fantástico de todo esto es, que aunque nos parezca que todos sabemos lo que quieren decir realmente estas expresiones, nuestro sentido olfativo es tan divergente y misteriosos como las diversas formas de ver una misma realidad. Divertido ¿no? Incluso de forma inconsciente nuestro sistema olfativo no para de funcionar. A través de él podemos conocer al amor de nuestra vida, saber cuales son los ciclos de ovulación de nuestra pareja, saber si la persona que está al otro lado de la puerta es quién tu crees o no e incluso se despierta un sexo sentido sobre las personas ajenas. Este es el que te dice si te cae bien o mal, si es afín contigo o simplemente su olor es tan neutro que pasará por tu vida sin pena ni gloria.

A pesar de ser un cierto sentido, no muy desarrollado por la especie humana, influye más en nuestras vidas de lo que todos pensamos, sobre todo en el ambiente sexual. Si, estaréis pensando en este momento que se me ha podido ir la cabeza, pero no, nada más lejos de la realidad. ¿Cuántas canciones, poemas y miles de cosas más se han referido al olor de la persona amada? Un gesto, un movimiento, una mirada, una frases, pero sobre todo a un aroma específico que hizo que un momento determinado de nuestra vida con ella o un instante con esa persona fuera especial. Yo os responderé miles, aunque no os hayáis fijado jamás.

Unos momentos especiales.

Los sentidos nos juegan miles de malas pasadas y, entre ellas, también están las mejores e inolvidables escenas de nuestra vida, puede que no sean como las de las películas, pero ahí están, grabadas en tu cabeza y sin forma alguna de poder borrarlas de ella.

Ese olor a viejo de una casa, el aroma de tu madre, fruto de un lazo irrompible, formado desde que eras un retoño, o el perfume de tu abuela, son cosas que jamás vas a olvidar. Recuerda, por muy bonito que sea el marco que te ponen, si el aroma que percibes no es tus preferentes, no volverás a ese sitio por mucho que te insistan, por lo tanto, la vista no es el mayor impulsor de aquel espacio.
¿Cuantas veces abrazaste a tu pareja y deseaste embriagarte con su olor? ¿Has entrado en tu casa y sólo con oler la entrada sabes quién ha llegado? No lo sabes, ¡piénsalo un poco!

Los momentos de la alcoba.

En las cortas distancias la vista pierde mucho sentido, sobre todo cuando ya has ganado ese terreno con aquella ropita sexy, unos movimientos atrayentes o una pintura impecable. Ahora tu olor causará una gran atracción cuando su nariz se coloque cerca de ti (eso depende lo cerca que lo dejes) Por suerte la onda aromática se expande algunos centímetros alrededor de tu cuerpo, por lo que no es necesario que te pegues a tu presa desde el principio, a sólo unos 25 centímetro será capaz de captar la fragancia.

Ahora es cuando una parte íntima de ti, como puede ser un perfume o un simple olor corporal entra en juego. La limpieza en sí, es efectiva, elimina los malos olores pero ¿hasta que punto no nos encanta el olor a hombre o mujer? Pues hasta la línea que separa un aroma procedente de los fluidos corporales normales del día, hasta el que llega a una jornada intensa de trabajo duro o una paliza en el gimnasio, que expresa una especie de barrera ácida y desagradable que echa para atrás a cualquier ser humano. Esa es la diferencia.

Siempre se ha dicho que no hay mejor aroma que la del propio cuerpo, eso pregúntaselo a tu pareja en el momento en que sudáis los dos como fuentes. No podrás negar que te atrae como las moscas a la miel. Pero no me refería a ello en sí.

Nos ponemos en situación.

Todo comienza antes de la cita, puedes haber quedado con tu pareja o no, eso es indiferente. En la ducha, miles de olores llenan aquella pequeña habitación con los aromas escogidos por ti: el olor a fresa del gel, el del champú, la colonia que utilizarás después, los productos que utilizas para mejorar tu imagen y cuidar tu piel. Un gran popurrí se une a tu propia esencia, puede que sea bueno o que tires de espaldas. La mala costumbre de nuestro cuerpo a dejar pasar esa información por simple acomodamiento no nos deja notarlo, pero cada cosas que utilices que pueda fomentar tu “aura” va dentro de tu personalidad, recuérdalo bien. Nunca usas un mismo perfume, siempre lo cambias dependiendo de tu estado de ánimo o la tarea que vayas a realizar, incluso depende de la estación del año.

Bueno pues, llega el momento. Unas gotas tras las orejas, detrás de las rodillas, en el cuello, el canalillo,…. (se colocan en lugares donde la sangre fluye con mayor fuerza para fomentar su expansión) una ropa sugerente y… A la tarea. Puede que esa noche no salgas de casa, para ello has preparado una sorpresa, perfúmenes en crema todos diferentes.

El juego está servido, una pequeña nota o una insinuación, bien al oído del chico o tras la cena o como tu te lo quieras montar; la frase será siempre la misma: Adivina a lo que huelo… Eso unido a una sonrisa picarona tendría que bastar, lo malo es que son muy malos para coger las indirectas por lo que se irán directamente a tu cuello (¡Bingo!), responderá lo que le parezca y creerá que todo ha acabado ahí. Ahora te toca continuar con las adivinanzas: Ese es uno, ahora te toca el otro… Hay cinco por descubrir. Si no la coge es un poco cortito, pero para todo hay solución, te desabrochas un poco el escote o pasas tu mano sinuosamente por aquellas zonas donde has colocado el ungüento y listo, ¡en el bote!

Ahora sólo tienes que unirlo a una bonita música, un hermoso conjunto, aunque en el estado en que se encontrará le dará exactamente igual y dejarte oler. Recuerda, su sentido del olfato puede fallar en esos momentos bastante, puedes pedirle que vuelva a adivinar o mentirle y sugerirle que no quieres que se quite de esa zona.

Sólo con una frase y ciertos encantos el pescado está servido, de ti depende que tome el segundo plato de carne o que pase directamente a un postre de flores o frutas silvestres.

11 cosas que decirte:

Melvin de Gats dijo...

Los olores... es increíble la cantidad de recuerdos que asociamos a ellos y lo que nos guiamos por los aromas (por lo menos yo... sacrificaría antes el gusto que el olfato)

Son lugar a dudas dan mucho juego, pero no al olor que me guste más que el de la pareja... sin nada más, sin aportaciones sintéticas, simplemente su olor... sobre todo en el cabello. Creo que te das cuenta de cuanto quieres y aprecias a alguien cuando te pillas abrazándola e inspirando el aroma de su pelo sin ser muy consciente de ello...

Silderia dijo...

Lo cierto es que tienes mucha razón. El olor de tu pareja es el mejor de todos los que existen

sangreybesos dijo...

Creo que lo has dicho todo, love, y sabes que estamos totalmente de acuerdo en el tema de los olores, en todos los sentidos.

Pero hay una cosa que me deja estupefacto; cuando vas andando por la calle y un olor te transporte instantáneamente a otro lugar, a otra calle, a otra ciudad.

Silderia dijo...

tu sabes que los olores nos unen más de lo que nos imaginábamos en un principio.

Dreamscape dijo...

Muy interesante... los olores llevan un altísimo componente de feromonas, y estas provocan un comportamiento determinado en las personas... son sensaciones a percibir... poder mirar sin necesidad de ojos. guiandote por el recuerdo de su olor...

HMJ dijo...

En mi caso; que tengo un problema con el sentido del olfato, post como este, me levantan la envidia... Pero es cierto que incluso los bebes recuerdan a su madre antes por el olor que por la vista que casi no tienen.

Silderia dijo...

dramscape: en eso mismo se basaba el artículo, ¿a que es bonito recordar a una persona por su olor? hay veces que ni siquiera recuerdas su cara, pero su aroma permanece ahí.

Hmj: Tienes cuatro sentidos más que potenciar y son igual de potentes, sólo tienes que aprender cómo utilizarlos, si no se te ha ocurrido nada, en los sucesivos post los voy a colocar de todas formas.

Zinquirilla dijo...

Es cierto que es nuestro sentido, d elos seis, menos desarrollado, pero en la pareja es un componente fundamental.

Yo misma sueo olisquear a mi pareja es una cosa que me encanta. Y me puede resultar gradable el olor a sudar, los egipcios utilizaban esa fragancia (de hombres sanos y vigorosos) para elaborar perfúmenes.

Muy buen post, esperaremos el resto de la serie.

Silderia dijo...

zinqui, poco a poco iré desvelando los secretos de un erotismo a la vista de todos como llevo haciendo desde que inicié esta sección, se pueden tomar ideas, notas, innovar y si se os ocurre algo nuevo o de lo que deseeis oír decírmelo que estaré encantada de aceptar sugerencias. Aunque ahora mismo ideas no me faltan, pero siempre puede surgir una mejor.

Mario Sanz dijo...

Has hecho traer a mi memoria el recuerdo (muy grato, por cierto) de la película El perfume. Historia de un asesino, y me has hecho recordar que me prometí volver a verla (la vi empezada y con anuncios, que es casi como no verla). La película me sorprendió, y del libro me han dicho que consigue genialmente hacerte oler lo que está describiendo.

Invito al que no la haya visto a descubrirla. Yo por mi parte la pongo en el emule y si encuentro ganas bajare a alquilarla un dia de estos ^^

Voy a buscar alguna peli sobre el oido o el gusto para tener con que comentarte la proxima vez xDDD

Un abrazo

Silderia dijo...

El libro del perfume me lo he leído unas tres veces desde que lo tengo. Lo compré por una recomendación y no me ha defraudado, es uno de los libros que he leído una y otra vez, junto a la princesa prometida. Te recomiendo fervientemente que lo leas.