ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


4 de mayo de 2009

¿FUE PREMEDITADO O PORQUE SE SENTÓ?

Esto es una historia más vieja que la propia civilización.

Pero es que no es para menos, el primer hallazgo, como tal, se conoce desde el año 27000 A.C. en Alemania. Tenía 20 cm de largo por tres de ancho (lo que los científicos consideraban un “tamaño normal, sería para no quedar en evidencia. Teniendo en cuenta que la media depende de la raza y cuanto más frío sea el país, menos centímetros se encuentran. Esta no supera los 15,5 cm de largo.) En cuanto al ancho, lo hay para todos los gustos y variedades.

Entre otras cosas, un dato importante a remarcar es que son 14 pedazos que, tuvieron que unir para descubrir lo que era en realidad (que cada uno piense lo que quiera.) Este, en concreto, estaba hecho de piedra. Los materiales con los que se ha realizado han variado mucho a lo largo de los siglos: boñiga de camello recubierto de resina, resina pura, madera pulida, mármol y, como mejor innovación, de látex, con más movilidad y mejor textura, fabricado en la época victoriana. Aunque los más sobresalientes son los naturales, pudiendo ser reutilizados o no (si decide reutilizarlos, por favor lávelo primero y consúmalo usted mismo, preferentemente claro. Hay a quien eso le da morbo) y a los cuales se les dio esta misma función. Plátanos, pepinos, zanahorias, berenjenas, pimientos, etc, etc, etc.

Como podéis comprobar, nada ha sido inventado ahora, fruto de mentes deseosas de tener una satisfacción sexual, hombres y mujeres inventaban varios sustitutos, con el fin de tener algo de placer en sus vidas. Fue antes de que se inventaran las religiones, el pecado y la moralidad. Es algo intrínseco a nosotros, la inventiva. Y es fue lo nos llevó a crear símiles.

Objeto imprescindible en ciertos rituales considerados paganos (ahí entra todo), siempre ha sido representado de forma erecta, como símbolo de vida y de fertilidad, adorado en diversas etapas de nuestra historia y cubierto como vergüenza desde que existen ciertas religiones. Muchas piedras talladas, demuestran el gran placer que le daban a mostrar el cuerpo desnudo, en ellos se tallaban hombres con falos descomunales, orgías y demás rituales sexuales, que no amorosos, a la vista de todo el mundo. Aquellas losas decorativas, formaban parte de la cultura, no tenían nada que esconder.

¿Qué pasó? Que le hicimos caso a unos pocos que quisieron controlarnos y, por desgracia, lo consiguieron, durante un tiempo, pero así sucedió. Algunos rastros de luz se vieron durante la histeria, cuando a raíz de una rara enfermedad los vibradores fueron inventados como un remedio clínico. El consolador, estaba prohibido, ya que al haber penetración, no podía existir el placer por el placer, ¡eso era pecado! (Para ella, él siempre tenía que llegar al orgasmo, cosa que una chica no.)

Muchas cosas se escapaban.

Si, realmente era pecado la penetración por el placer, miles de mujeres iban a los médicos hastiadas de que su marido no le proporcionara ningún orgasmo. ¿Cómo sabían qué era tal si llegaban vírgenes al matrimonio? (eso decían por lo menos) Una de dos, o no llegaban prístinas a tal evento, y habían disfrutado de un buen revolcón, con otro, por supuesto. O habían probado eso que llamamos antes, consolador natural. Mediante caricias, un poco de masaje y algo de imaginación y algo de aceite, podían conseguir aquello que anhelaban, la satisfacción. Pero llegó un psicoanalista, de fama por cierto, el padre de tal rama. Decía que si una mujer no era capaz de tener un orgasmo vaginal no podía considerarse como tal (y eso que se suponía que era un hombre sabio. Seguro que si le hubieran metido algo por el culo y tiene una erección la busca una base psicológica.) El supuesto paroxismo histérico al que se refería este “señor”, era el buscado punto G, aquel se que supuestamente todas tenemos y qué sólo unas pocas somos capaces de estimular.

Pues bien, un brillante médico lo radiografió (lo leí en la revista Quo el año pasado) con su investigación, realizada sobre varias mujeres, descubrió que sí, verdaderamente existía ese puntito, que tenía cavidades nerviosas conectadas directamente con la parte interna del clítoris (tema a tratar, ya que más de uno lo ubica en la nariz.) Pero, en contra punto, hizo otro encuentro. No todas tienen ese engrosamiento y, por tanto, la totalidad de mujeres no poseen tal punto G.

Como todo en este mundo ha evolucionado.

Por supuesto no le faltan adelantos, los hay imaginativos, los más parecidos a la realidad posible, con o sin escrotos, al igual que estos últimos, pude que tengan pelo, de fibra o natural, o simplemente rasurado. Las nuevas tecnologías han ayudado mucho en los materiales, las texturas, las formas y los colores (lo del tamaño siempre ha sido exagerado.) De varios grosores y curvaturas, hacen los placeres de ambos sexos.

Al mismo tiempo, los hay dobles, incorporados a cinturones o arneses, con vibrador, de dos puntas, elásticos, rígidos, los que son muy muy finos y los que exageran en diámetro. Todo eso unido a un fantástico lubricante (tema que trataremos más adelante), algún que otro masaje por la zona de los alrededores (el sexo no solo es meter, sino jugar y acariciar), puede hacer los deleites de miles de personas a la hora de trabajar en sus relaciones íntimas, poner un punto picante a la relación, probar una penetración no esperada hasta el momentos, llegar hasta el fondo, estimular zonas ocultas, jugar en pareja o individualmente.

Como quieras, el caso es que te guste y os guste. El placer es tuyo, sólo tienes que saber manejarlo, juntar todo lo que te gusta y descubrir aquellas que no estaban todavía visibles o pensadas por ti misma o mismo.

A delante, es fácil de conseguir, los mayores surtidos se encuentran en tiendas y catálogos, para los más conformistas, algunas revistas sobre el tema, lo regalan con sus diversos números, entre otros juguetes, por supuesto. Ya no tienes excusa, el único que se lo prohíbe, eres tú mismo. ¿Estarás dispuesta o dispuesto a sucumbir a unos placeres prohibidos? ¿Añadirías un anexo a tu intimidad o lo dejarás olvidado para otro día? Eso sólo lo puedes decir tú.

9 cosas que decirte:

Rocío. dijo...

Eso de piedra igual era un testigo de las Olimpíadas no? no?
El culto al sexo en la antigüedad es muy curioso. Por las pinturas, los prostíbulos públicos, las esculturas... Una vez nos pusieron una diapositiva en un examen de un hombrecillo contento y nos reimos un montón. Algunas respuestas fueron estupendas.
Besos presiosa.

Edu dijo...

Mejor que los seres humanos se dediquen hacer esos intrumentos de placer, que no bombas atomicas.
Un Saludo.

Ignotus dijo...

Ciertamente diría a mi favor que es 1000 veces mejor la pasión, la maña, la intensidad que le puede incluir un hombre de verdad. Prefiero mil veces ser yo que un instrumento, pero bueno eso se da a pedir de la mujer. De todos modos di unas cuantas palabras en defensa de lo natural.

sangreybesos dijo...

¿¿¿Boñiga de camello??? ¡Joder! ¿¿Qué puedo añadir a eso??

Silderia dijo...

Ro: cualquier cosa prodría ser eso de piedra.

Edu: ciertamente, todo lo que sea hecho para amar, está mejor que lo que no.

Ignotus: todos conocemos lo natural, ahora toca saber cómo se usa la inventiva. Hablaré de ello, no te preocupes, pero más a delante.

Cariño: se que te he encantado la frase

Abrazos a todos.

Druida de noche dijo...

Usted es una profesora excelente. Ya una vez dejo un post similar que nos dicto clase. Ya hora repite con nota excelente. Muy bueno. Dentro de poco, una par de post mas del estilo y seras una mujer de culto.

besos

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Maravilloso tú post, hay de todos los tamaños, formas y colores de placeres.

Esa pregunta que haces al final de añadir un anexo a tú intimidad?, bien puede ser una intimidad de dos, no?

Besos rojos,
HR

Silderia dijo...

Druida: te recomiendo que eches un vistazo por lo que se hizo el año pasado con mujer y punto, a ver si encuentras algo más. En ellos se habla más de erotismo, por lo menos eso intentaba.
Gracias por tus palabras y, una cosa más, no me llames de usted.

Habitaciones rojas,.... : Por supuesto, todo lo que pongo se puede jugar en pareja o individualmente, el caso es que os guste y todo esté consensuado. El placer no tiene límites ni número, por si se añade a alguién más. Todo puede ser.
Bienvenid@ a este mundo, espero verte por aquí.

Un Abrazo a l@s dos

ricis dijo...

cuña, adivina quien soy(aunque llamandote cuña ya sabras quien soy, mierda no lo pensao jaja yo y mi cabeza loca)me echo un blog taba aburrria y me dije: " me voy hacer uno jeje" deja tu huella por ahi de ves en cuando cuñaita va?? bss wapa