ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


21 de mayo de 2008

Piercing. Capítulo VIII

NOVENO DÍA: “YA SOLO QUEDAN 24 HORAS”

Manuel aprovecha el día en que Susana trabaja hasta muy tarde para tomarse el día libre con los amigos. Están sentados en un bar tomando unas cervezas.

El afligido novio se ve demacrado, sus ropas están arrugadas, sus barbas cuentan ya con varios días y su ánimo no es el mejor de todos. Tras unas cuantas copas, los ánimos suben y comienza una incómoda conversación.

- Manuel, ¿te va bien con la estrecha de Susana? – le dice su amigo Jose.

- Mejor de lo que te piensas. – le responde tras dar un sorbo a la botella rubia. – Y de estrecha no tiene nada. – acaba las insinuaciones de su amigo con retintín. – Lo que pasa es que es muy suya.

- Pues no tienes muy buena cara hoy. – Le dice su amigo. – Parece que no estás muy contentos estos días.

- Será porque llevo una semana horrible. – le contesta mirándolo fijamente. – De todas formas no tengo ningún problema con Susana.

- ¿No será por qué Susanita te tiene a pan y agua? – Decide inferir su amigo Mario sin retirar la mirada de la pantalla del bar. – Seguro que no te deja ni le mires el escote.

- Eso no es cierto. – Salta de repente. – A demás, ¿a ti que te importa? – levanta la mano en forma de desdén. – Ya te gustaría a ti ver tanto a tu novia como yo a la mía.

- ¡Eso no te lo crees ni tu macho! Pero mira que pintas llevas. Y ese humor. Si tienes cara de perro – le dice Juanjo.

- Cuando una mujer te tiene así, es porque no te quiere – le contesta Jose.

- Eso es verdad, porque los hombres jóvenes tenemos nuestras necesidades – dice Mario.

- Como animales que somos, ya que no podemos negar nuestros instintos – continúa Juanjo.

- Y ese es uno de nuestros instintos, y el que más problemas psicológicos nos causa – termina la frase Jose.

- Bueno, puede ser que lleve algún tiempo sin tocar a Susana, pero eso es porque no se ha dado la oportunidad no porque no hayamos querido. Es más, ¿tú cuanto tiempo hace que no estás con una mujer Mario? – dice Manuel.

- Pues menos del que tú te crees – le contesta.

- Si desde noche vieja y de eso hace ya unos meses – le dice Jose a modo de burla.

- Anda que tú que la única que conoces es la de los postres porque ninguna se te acerca – le replica Mario.

- Claro, porque lo único que ha cogido en su vida fue a su vecina del quinto y porque esa noche ella tenía una cogorza del copón y de eso hace ya dos años – contesta Juanjo.

- Bueno, por lo menos me alegra de saber que todo sois unos desesperados y que el único que liga, de los cuatro aquí presentes, soy yo – contesta Manuel continuando la broma.

- No te vayas a creer Manuel – dice Juanjo – te olvidas de mi, que yo estoy con la insuperable Anita.

- Y con la idiota de Inés y con el pendón de Rosario y con Regina la estúpida…, y un largo etc, de tías – le contesta Manuel.

- Oye, dejar la conversación para otro día que comienza el partido.

1 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Hablar de tías, beber cerveza y ver el fútbol... ¡eso es lo que las tías creéis que hacemos cuando estamos solos! Pues te equivocas. ¡De vez en cuando también nos peleamos con los porteros de discoteca!