ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


28 de mayo de 2008

Piercing. Capítulo IX.

DÉCIMO DÍA: “LA ODISEA”

Esta tarde Manuel pasa de hacerse el remolón, siempre ha llegado tarde s sus citas con su novia, pero hoy una bulla especial le recorre el cuerpo, ha acabado el tiempo de abstinencia.

Por fin, ha decidido afeitarse y arreglarse sabe que hoy puede ser el gran día. Se fondo en la radio se escucha una canción muy movida. Saca su mejor camisa del armario, la plancha, lustra los zapatos, busca unos pantalones limpios, se asea convenientemente y se dirige corriendo al portal donde seguro que Susana le estará esperando.

La sorpresa no puede ser más grande, a pocos metros de la casa de su novia ve como un hombre de mediana altura, fuerte y de su misma edad está esperando junto a Susana a que él llegue.

- ¿Nos vamos? – le dice Manuel a su novia.

- Creo que no – le contesta Susana. – Yo me voy pero no contigo.

- ¿No entiendo lo que me estás diciendo? – le dice su novio atónito

- Es fácil, durante este tiempo no has parado de dar por saco, no has sido capaz de esperar pacientemente y ni tan siquiera te has arreglado para venir a verme, porque sabías que no ibas a pillar, y lo peor de todo es que fue un capricho tuyo. – Le explica Susana. – Puedes pensar lo que quieras, pero he conocido a otra persona.

- No puedes hacerme esto. – Responde atónito.

- Pues no lo parece, lo siento pero estaba esperando a que vinieras para decírtelo. No quiero volver a verte, y este no ha sido el único motivo.

- Pero si otro como yo no vas a encontrar. – Dice Manuel intentando no desmoronarse.

- Eso seguro, y como no quiero encontrar otro como tu es más no quiero a nadie más como tú. Sabes que los motivos son varios y éstos últimos días han sido los definitivos, si tu no aguantas yo no estoy dispuesta a pasártelo. Hasta siempre.


En ese momento su acompañante hace una llamada, un coche se acerca en pocos segundos, en su interior están las amigas de Susana, el chico besa a una de ellas y se van lejos de allí.

Solo una pregunta queda en el aire ¿quién estrenará ese piercing? Si era un antojo de Manuel, pero no era la primera vez que lo intentaba, en mucho tiempo había intentado tornear a Susana a su antojo, pero no se había dado cuenta que esta se estaba escabullendo de sus manos como un pez.

3 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

¿Lo deja por salido? ¡Entonces ninguna de vosotras estaría nunca con ninguno de nosotros!

Silderia dijo...

yo estoy contigo cariño, no te olvides

sangreybesos dijo...

Ya, pero yo creo en el celibato hasta el matrimonio