ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


16 de diciembre de 2009

¿POR QUÉ NO SIGUES HASTA EL FINAL?

Tengo muy poca fe en los medios de comunicación, sobre todo en los programas de noticias, ya que cada uno te cuenta la historia como le viene en gana. Puedo considerarme una medio desinformada, ya que no me importa si a Sarcosí (si no se escribe así me importa una mierda) le han roto la cara o si se ha casado con una persona de mala vida (como diría mi abuela), mucho menos me importan otras cosas.

Lo cierto es que, normalmente, me entero de estas cuando veo ciertos programas que dedican a reírse de la gente, de humor inteligente los llamas, aunque ciertamente con sea humor a mi me vale. Me hace reír, paso un buen rato y me entretengo. Aunque a esto es a lo que se dedican muchos programas de la telebasura actual, a entretener (entre ellos incluyo toda la programación.)

Ciertamente y tengo gente que puede afirmarlo, veo poco la tele, pueden pasar semanas sin que mi dedo toque un canal generalista. Mis visiones oculares prefieren más algunos documentales (si es que veo alguno interesante, la gacela corriendo para que no se la coma un león está ya muy vista, hay más tipos, aunque eso, la gente que ve documentales lo sabe), otras de las cosas que prefiero, antes que ver los cotilleos malsanos de la vida de una gente que, ciertamente ni se quienes son, ni me importan, son los dibujos animados (esa es mi pasión, no puedo evitarlo), algún que otro monólogo encabeza la lista y ciertas series o programas de humor o intriga (ciertamente, podríamos decir que el 99,99%, no son españolas)

- ¿No sabes quién es Periquito el de los palotes? - me dicen algunos.

- No – respondo -. No me gusta la tele – le respondo.

Es entonces cuando la gente te mira raro, cuando parece que has querido quedar como esas marujas que dicen que sólo ven documentales cuando un reportero les pregunta poniéndoles un micro delante. Después, un ligero rechazo se vislumbra en sus ojos y sus pensamientos pueden leerse desde la otra parte de la habitación – cultureta – en el mejor de los casos.

Algunas veces resulta no menos que decepcionante. La falta de autoconocimiento, la carencia de análisis, unido a un desconocimiento de los libros (muchos creen que son cosas cuadradas para adornar una estantería, de canto quedan de muerte) y la falta de interés por una conciencia crítica un conocimiento autónomo (eso no te lo enseñan en el cole, puedo asegurarlo), han formado una atmósfera de ignorancia que forma una nube mayor que la contaminación. ¿Cómo se puede ser tan ignorante? Lo cierto es que lo sé, es muy fácil tragarse toda la basura y dejar que todos piensen por ti, siendo, al mismo tiempo, una gran persona propensa a eliminar de su lista de personas afables, a todo aquel que se sospeche de ser un intelectual y, a su mismo tiempo, despreciar todo lo que se llame conocimiento.

¡Ah! ¡Qué palabra más bonita! El saber, conocer algo. Pero para eso no sólo hay que fiarse de una fuente de conocimiento, has de investigar, leer y ver qué hay de verdad en todo lo que has digerido, excretando toda aquella morralla que sólo sirve para ocupar sitio. Ciertamente eso parece una odisea en estos tiempos.

- Has escuchado lo que han dicho de la canción de ese mejicano – dice una maruja a otra.

- No… ¿el qué?

- Que incita (seguro que esa palabra no constaba en su vocabulario) a matar a las mujeres.

- Ese sinvergüenza – dice la panadera entrando en el trapo.

Lo cierto es que ya me había olvidado de la notica cuando la vi hace unos días, más concretamente la semana pasada. Lo cierto es que no se siquiera si rectificaron, pero las marujas estas no lo saben tampoco. Por lo que decían el instituto de la mujer, allá de donde fuera, tampoco puedo corroborarlo porque casa uno se inventa la película, está muy disgustado con este hombre por lo mismo.

Total, que me puse manos a la obra, abrí mi ordenador, miré algo de prensa, busqué al autor en sí de la canción y miré la letra. Algunos videos por ciertos buscadores y…. Resultado, no he visto nada que pueda alarmar a ninguna mujer, en todo caso lo tomaría como una canción un poco melosa, de letra quiero decir.

La canción en cuestión se llama “mátalas” y la información la dio una supuesta periodista que posee un programa matutino en una cadena. Que digo yo, siendo periodista podría contrastar los datos… Ah, es verdad eso ya no se lleva.

Lo único que tengo que decir al respecto, ¡ole tus huevos! Que no tiene, pero que, en cierta forma, hay que tocárselos, y bien, para dar este tipo de noticias metiéndose, desde primera hora, con el cantante en cuestión (os dejo el video para que juzguéis vosotros mismos, pero escucharla hasta el final.)

Así que, llegados a este punto, creo que desintonizaré la tele, veo pocos canales unos cinco a lo sumo, así que me quedaré con ellos y pasaré del resto. O, haré algo mejor por mí misma, apagaré ese aparato del demonio, donde sólo salen cosas que fomentan pensamientos y hábitos que se han de olvidar y leeré un buen libro….Hummmm Creo que este me servirá, por lo menos los cuentos que se escriben en su interior son interesantes.

Os dejo, tengo una cita con algunas páginas que han de ser abiertas.







4 cosas que decirte:

Rocío. dijo...

Justo de esto estuvieron hablando hace un par de dias en Se lo que hicisteis...
Y el muchacho dice que las mate a atencionessssss y a detallessssssss..... ois ois. No has dicho nada sobre que este hombre esta tremendo (por otra parte)
Yo si veo tele, la que puedo y normalmente por la noche. Adoro las peliculas de siesta de los domingos a las cuatro.

Besos cuñadis!

Edu dijo...

Los medios de comunicación desinforman, por lo menos aquellos que se dicen de la Mass media. O que tras ellos esta un grupo empresarial.
Ya denunciaba Orwell en su libro 1984, que la prensa solo seria un lodazal de horoscopos, cotilleos y sensacionalismo politico, para bien del Gran Hermano.
Un Saludo

sangreybesos dijo...

Yo a veces me pregunto cómo c!"$%& podemos acceder siquiera a un reflejo de conocimiento en este mundo carente de verdades absolutas (dicho lo cual, al autor de estas líneas le dio un aire)

Silderia dijo...

Cuñadis: es que solo veo la tele cuando puedo y es poco tiempo, por fortuna, creo.

Edu: Los medios de comunicación me han llamado siempre la atención, por desgracia, ahora es para mal, cada vez me irrita más ver algo en la tele, por eso escojo ciertos programas en horas muy señaladas, del resto paso totalmente.

Besos a los dos.

Cariño: ¿qué habías bebido para escribirme esto? Mejor no pregunto, la cerveza estaría caducada, aunque viniendo de tí me espero cualquier cosa.