ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


8 de diciembre de 2009

MENOS POR MENOS ES MÁS. POR DESGRACIA NO SIEMPRE.

La RAE.

Ni, conjunción que denota negación, se expresa en una frase precedida de la palabra no, cuando esta niega dos veces, ejemplo: No estudia ni trabaja; también puede ir al inicio de una oración ni estudia ni trabaja. En cualquier caso, su significado negativo nos atribuye mentalmente un significado sinónimo o equivalente al no. Aunque, en cierto significado matemático, dos signos negativos dan como resultado uno positivo, en este caso, referente al tema al que me refiero, da positivo en vagancia, poca cabeza, ausencia de vistas al futuro, falta de respeto y ausencia total de cualquier tipo de ambición referente a nada.
Si señoras, señores, señoritas y señoritos, aquella generación despreocupada por los estudios, desilusionada por las apetencias mentales, carente de unas vistas a una mejora de vida y ausente de cualquier ambición que no sea la de tunear el coche, salir de fiesta, vivir la vida a tope y ser jóvenes eternamente, ha llegado. Un punto de ruptura entre un adelanto social y el retraso evolutivo del hombre, ya que, como oí decir una vez “el hombre es el único ser capaz de evolucionar hacia la involución.”

Cierto, si nos fijamos solo un poco en lo que nos rodea cuando paseamos por las calles. Miles de niños y no tan niños, se pasan horas y horas apiñados en muros, escaleras y portales, pasando el rato, como dirían ellos. Los días de diario se convierten en fines de semana para ellos, pero la pregunta que se me pasa por la cabeza demasiadas veces, sobre todo cuando a las 3 de la madrugada uno de estos individuos o varios, para el caso es lo mismo, para el coche bajo mi ventana y pone la música a toda voz durante un para de horas, mientras comparte unas cervezas con los amigos, es ¿esta persona mañana no tiene que ir a trabajar o a clase? No, es lo único que se me ocurre, su única misión en el mundo es dar por culo hasta que se le antoje o a mi se me ocurra sacar un cubo de agua fuerte y apuntar a su magnífico coche.

La generación perdida.

Así es como la llaman, aunque yo tengo un peyorativo mejor para ellos (este puede que lo diga a lo largo del post, aunque todavía no lo voy a desvelar.) Otro nombre que reciben, el cual se lo han dado los sociólogos y sociólogas de este país, o de otro, me da igual, aunque no me sorprendería que el nombre fuera copiado, es la generación Ni ni, porque, supuestamente ni estudian ni trabajan, aunque yo añadiría algo más. Tampoco tienen cerebro, por lo menos desde mi punto de vista.


SECRETARÍA DE UN INSTITUTO CUALQUIERA.
Silderia
Hola, vengo a recoger los papeles para ingresar en el módulo de sordomudos.

Secretaria.
Estupendo. Dime qué estudios tienes y te relleno aquí mismo el formulario.

Silderia.
Tengo los estudios básicos, estos títulos, le he traído los diplomas y estoy diplomada en ciencias de la educación.



INDIVIDUO TALLUITO.
¡Joder! Con todo eso deja algo para los demás.
Que algunos queremos volver a estudiar después de muchos años.


Silderia se da la vuelta y ve a una persona mayor, según sus cálculos, había dejado de estudiar por lo menos hacía seis años, sino más. Aunque por su vocabulario y falta de entonación diría que más.


SILDERIA.
Pues haber estudiado cuando te tocaba.

Desde luego, a ese individuo le hacía falta educarse, y no solo en cuestión de estudios formales. Diría yo. Pero ese no es el tema, por lo menos quería hacer algo, dicen que rectificar es de sabios, sobre todo cuando no te queda más remedio.


Pero volvamos a nuestra generación de vagos y maleantes, aunque hasta para esto último tienes que saber utilizar un destornillador y los nini lo ignoran totalmente.
Según los estudios.

Y digo según porque tenemos sabios para todo en este mundo, seguro que son los mismos que especifican los tipos de traumas de los niños conforme les hables o les digas (no sé dónde leí por ahí, fue en uno de los múltiples cursos que hice de disciplina, ponía que un guantazo a tiempo quita de muchas preocupaciones, y lo decía un pedagogo. Por supuesto esto le crea un trauma al niño.) Volviendo a esto cerebritos, dicen o quieren darnos a entender, que los que les pasa a estos individuos, adolescentes y no tan niñatos, con edades comprendidas entre los 14 y los 35 años (con los huevos y el coño negro, ¡vamos que son unas joyas!) es que están desilusionados de la vida, porque ven que no pueden aspirar a más.

Señores estudiosos, si algunos de ellos ni siquiera lo han intentado y los que llegan a los más adultos es que simplemente están cómodos. ¡¿Qué van a intentar?! Si tienes a mamá y a papá que te lo dan todo, te llevan el desayuno a la cama, te dan el dinero que quieres, no hacen nada porque participes en las labores domésticas y, mucho menos, te incitan a que trabajes. Tú lo que eres es un chulo o una chula putas, como digo yo; dejas que el resto hagan el trabajo y tú sólo pones la mano. Anda que yo iba a estar en mi casa, tumbada en el sofá, viendo la tele, sin hacer absolutamente nada y mi madre me iba a decir lo buena y maravillosa hija que tiene. ¡Con los cojones! A los tres días me dice con malas palabra que, o busco trabajo o me pongo a estudiar, pero que vagos no quiere en la casa. Todo esto, unido a una vena morada en su cuello, unos movimientos violentos y mi padre diciéndome que se acabó el grifo porque él no es el banco de España, que el me paga todo lo que haga falta, mientras que estudie.

Vale, puede que mis padres no hayan sido los más blandos del mundo, que, en cierta forma han sido muy duros conmigo, pero gracias a eso soy lo que soy y tengo un título, que no sirve para nada, criando polvo en la pared de casa de mi madre, de lo único que puedo estar segura en esta vida, es de que tengo papel que acredita que estoy lista para llevar una vida laborar, más que sobrada. Pero nada más. Parece que al mundo real esto sólo le sirve para contratarme de dependienta, pero por lo menos busco trabajo.

¿De dónde sacan?

Pero la cosa no acaba ahí, ropa de marca, buenos coches, vicios pagados, lo último en tecnología y dinerales en juergas. ¿Cómo lo hacen, si yo para tunearme el cuerpo he tenido que esperar a ganarme mi propio sueldo? (aunque yo tampoco le pagaría los piercing y los tatuajes a mi progenitor, creo, tampoco apuesto por ello.)

Hay especulaciones sobre que lo sacan traficando (si la mayoría no saben ni liarse un porro, es aquel amigo que se une al grupo pudiente el que se los hace y le facilita los petas), pero la realidad es peor, el padre o la madre abren la cartera y sueltan lo que se les pida. Lo peor de todo es que para colmo se quejarán de que se les ha dado poco (y yo tenía que subsistir con 50 € al mes y daba las gracias para colmo, con eso ellos no tienen ni para un día.)

Entre otras cosas, la falta de valores, la ausencia de respeto al prójimo y la desaparición de cualquier sociabilidad los caracteriza, se les nota a leguas. Incluidas sus fachas pijoteras de alternativismo porque son individuales (a ver, para ser un individuo hay que pensar, no decirlo con ropa de marca.)Ahora si lo voy a decir, ¿generación nini? ¡Já! Me río de esa generación, ¿generación perdida? Podría ser, pero yo la llamaría la generación inútil, si por lo menos trabajaran, pero si su mundo no pasa más allá de sus narices y egoísmo, lo siento, pero se han perdido dentro de la basura de este mundo, aunque una duda me llena, ¿cómo los sacamos de ahí? Por desgracia la respuesta será como la que dan los psicólogos, si ellos mismos no quieren, poco podemos hacer. Pero, de una cosa estoy segura, si unos padres se plantan, puede que no deseen salir, pero, aunque sea a rastras, lo hacen. Lo malo es que todos tenemos una postura muy cómoda al respecto y evitamos hacer cosas que nos duelen, aunque no sea lo correcto

8 cosas que decirte:

Edu dijo...

Sociedad contraproducente para el alma. Si ella la definimos como un cumulo de existencia, experiencias y cultura.Tu titulo no se pudre en una pared, fluye en tu mente, lo que almacenastes, reflexionastes y aprendistes. Solo es que la sociedad quiera mejor burros de carga, que pensadores ese es el problema, pero ni lo eterno es eterno como dijo Descartes, porque sino no sucederia.
Un Abrazo

Silderia dijo...

Por lo menos me esfuerzo por ser eterno y aumentarlo. Lo malo es que son mejores los que no piensan, así dan menos problemas.

Un beso

sangreybesos dijo...

Yo ya estoy esperando que algún/a oportunista "cineaste" español se decida a realizar una película sobre el tema, con todas las subvenciones del mundo y con un título de una sola palabra...

Phoebe dijo...

Uf. Supongo que a estas alturas ya me conoces lo suficiente para saber qué pienso de este tema. La educación me duele. Me duele esta generación, la mía, y la que está por venir también. Podría ponerme a charlar y charlar, y todo acabaría siendo lo pesimista que es ahora: no veo solución. Y no la va a haber si nadie pone remedio; cada vez más y más la gente va a ser más inculta y más...tonta, llamémosle. Ah, pero no olvidemos que la idiotez crece de un modo (inverso) proporcionalmente al dinero. Más incultos significa más gente con dinero para cultivar aún más la ignorancia y el consumismo. Los que nos matamos a estudiar somos los que que vivimos la vida real, y los que ahora podemos estar escribiendo esto y darnos cuenta de todo lo demás que pasa fuera de nosotros mismos. Vale. Que un título en sí no vale nada, pero lo tienes. Y él es el que te dice qué eres. Igual que el DNI. El Estado te dice que existes y que estás registrado. Sin él, no eres nadie. Esto de necesitar "reconocimiento" mediante unos papeles es frustrante pero necesario.
Para mí, no son la generación perdida. Claro que no lo son. La generación perdida era Hemingway, era Fitzgerald...y ellos, que habían creído en un sueño y lo habían perdido, quedando desamparados. ¿Qué ha perdido esta susodicha generación? ¿Qué es lo que pierde? El fuelle, puede. La cabeza, seguro. Pero pierdan lo que pierdan, no sienten la sensación de pérdida. Lo de "ni..ni" me suena raro.
Bah. No importa. Ya me explayé demasiado y ni siquiera acabé.


En cuanto a la navidad, decir que me he cansado. Que es como tú dices, y que el ambiente festivo y falso de ellas me cansa. En mi vida no cambia nada: los que no me llaman durante el año tampoco lo hacen ahora. Supongo que ya se perdió el espíritu navideño; qué feo. No estaría mal recuperarlo. Eso sí, está bien ver que los años pasan y que la navidad también. Es algo...natural.

Un abrazo, Silderia rebelde.

PD. Por cierto, ¿Quién es el guapo o la guapa de la generación Ni que va a comprarse la nueva gramática española? Apuesto a que preferirán gastarse el dinero en otra cosa a la que al menos vayan a quitarte el ticket del precio. Si fuera por mí, todos obligados a leerla de la primera a la última página, como mínimo para leer algo instructivo (y eso que tengo una opinión algo "discrepante" de la gramática y todos esos métodos teóricos y arbitrarios).

Silderia dijo...

Cariño, busca a ese cineasta que seguro que lo encuentras.

Phoebe: no sé por qué, pero era tu comentario lo que estaba esperando respecto al tema. Lo de que sonla generación perdida, puede, pero yo tengo otra palabra que los describe mejor, que les va a importar poco esto, de verdad que si, a penas saben algo de leer y mucho menos perderán el tiempo pasándose por aquí.

A mi me causan tanta rabia como tú, pero por lo menos no formo parte de ellos, aunque pertenezcan a mi generación. Espero que la siguiente no sea igual, aunque tengo mis dudas y demasiadas al respecto.

Sobre la navidad, cada día estoy más harta de ella, me cuesta mucho el ver que llega diciembre con todas sus consecuencias.

Y yo si prefiero gastarme el dinero en un libro, más que en un alerón nuevo para un coche, si lo tuviera, que no lo tengo ni lo echo de menos, o lo último en tecnología que no sé para qué puede servirme en la vida.

Besos, de una rebelde a otra, aunque cada una a su forma.

Druida de noche dijo...

Mira que casualidad: tatuaje y educacion (estamos en la misma senda). Educacion es mi tema (por el momento) y tengo tantos años de estudio que casi no me acuerdo. Dejame decirte que me ha gustado mucho tu entrada (como las otras, esas en las que nos educas tan bien)(aun conservo en la memoria tu excelente texto sobre el uso de juguetes eroticos)...

Un beso grande
druida

Silderia dijo...

Me alegro de que te gusten las entradas, todavía no hemos terminado con los juguetes eróticos, es que estoy investigando para poder ofrecer ciertas cosas.

Un Beso

Phoebe dijo...

Pues vaya, porque el sentimiento fue conjunto también :) Vi el post y fue como un amor a primera vista; Son unos temitas que me ponen alerta muy rápido.

Según un amigo que conozco, no tenemos descendencia biológica, así que...o nadie nos "sucederá" o serán tan de incultos como los de ahora.

No sé qué es peor. Prefiero no pensarlo demasiado...