ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


15 de junio de 2010

DIVAGACIONES MENTALES DE LA SEÑORITA PEPISSSSS.

¿Qué es el aburrimiento? Es todo aquello que te hace pensar en mil cosas que hacer y que, a la vez, te quita las ganas de hacerlo poniéndote, a ti mismo o a ti mismas, veintemil excusas: que si estás demasiado cansado para hacerlo, que si no tienes ganas, podría pero no me apetece en ese momento, que si estoy muy a gusto en este sofá (en el cual el calor me molesta, me clavo la jarapa en toda la piel, noto la cremallera en mi glúteo,…)

Vería la tele, pero es que no echan nada interesante y… En un zapeo, inoportunamente caes en aquel canal que tanto odias. Lo confirmo, no me apetece ver con quién se ha acostado fulanito o menganita, si la tal está capacitada para criar a su hijo, si el pepito de los palotes ese va a divorciarse y demás chorradas de la hortera vida de personas que ocupan su tiempo libre en alimentar el morbo del resto. Cambio de canal, apenas he tardado unos segundos en hacerlo.

- ¡Qué calor! – me digo a mí misma mientras peleo por colocar el forro del sofá en su sitio sin levantarme -. ¿Por qué demonios no me levanto y pongo el ventilador? - pienso en voz alta - Soy demasiado vaga para hacerlo en estos momentos – esa es la respuesta que surge de mi mente sin decirlo.

Así que vuelvo a intentarlo y, con algo de esperanza por encontrar algo que me entretenga vuelvo a darle al botón de avance. ¡Otro maldito programa de cotilleos! ¡Joder! ¿Es que no echan nada en la tele? Si como poner ponen, pero repetidos hasta la saciedad, programas que no interesan nada más que a mi abuela, a la cual le da algo de qué conversar con mi madre al día siguiente (lo cierto es que todavía no he descubierto por donde van los tiros de su conversación.)
- ¡Ostia! El programa ese que dice mi abuela – digo levantándome del sofá.

¡Sorpresa! Es una mala versión de los cotilleos de los famosos sólo que con menos escrúpulos: que si me he acostado con la novia de mi primo, que si he traído a la Pili para que ver si adelgaza de una vez, que si quiero que me hagas caso, que si ha roto mi corazón y quiero saber porqué,…. Demasiado surrealismo para mí, necesito ficción de la buena.

- Esto es una comedia buenísima – digo en voz baja -. Aunque… habría que cambiar a los guionistas… son demasiado sentimentales.

Vuelvo a cambiar más y más rápido, la pobre gacela de Thomson sigue cayendo bajo las garras del león, los trasplantes de cara están muy vistos, no me interesan documentales sobre la guerra,…. Y los canales de dibujos tampoco están muy truchos. ¡A ver! Película subtitulada… ¡Estoy muy cansada para leer!, un drama español malísimo que no viene a cuento, algo de hollywod… ¡Vaya! Ya la he visto, el terror no es que sorprenda.

Por fin acabo mi marcha, ¡el canal de la teletienda! Por fin algo con qué reírme de verdad, promesas sobre técnicas de adelgazamiento que no hacen más que vaciarte los bolsillos, ¡Eso lo he visto en el bazar de la esquina! (o como diría yo, en el chino de la esquina de mi casa,) ese ya lo he visto, digo con gran pena y apago por fin el aparatito.

- ¿Cariñooooo? – le digo a sangreybesos -. ¿Qué toca esta noche?

- No sé – me responde -. ¿Qué te apetece?

- Lo que sea pero que sea bueno – le digo mirándolo -. No como Atraxas o Crepozoide, por favor, si son malas, por lo menos que sean divertidas – continúo mientras enciendo un cigarrillo -. Aunque si eres tú el que la elige…. – me pongo el dedo en la barbilla -. No sé yo si fiarme.

Y comienzan las risas, las cosquillas y los besos. Se acabó el aburrimiento, comienza algo divertido, unas carcajadas, alguna que otra palabra bonita, un beso y…. ¡Ala! A hacer la cena que se nos hace tarde para la sorpresa de la noche, la película o serie o documental, que por lo menos, si es malo lo he elegido yo no me lo han impuesto.

Pero es que nunca aprendo, la tele no es el mejor remedio para el aburrimiento sino para aumentarlo.

7 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Cariño, es que hay que ver de todo... aunque algunas películas te dan ganas de cortarte las venas con un mojón seco... esta noche, una de Godard...

Cienideas dijo...

Ufff por un momento me he sumergido en uno de esos momentos como el que describes... que angúnia!

Pero llevas mucha razón, nunca veo la TV por ese mismo hecho.

Silderia dijo...

Cienideas: es lo que pasa siempre, aunque hay más formas de salir del tedío, todo es ponerse, a pesar de que contrates televisión por cable, siempre dan lo mismo, nada. Te lo aseguro.

Abrazos Silderia

Cariño, espero que la película sea buena, por lo menos divertida, aunque ya ayer me dijiste de las españoladas en el disco duro y no se si estoy preparada psicológicamente para ello.

Jonessy James dijo...

esssa... y yo que cometí el terrible error de sentarme media hora a mirar televisión en argentina. no, tu escrito al cubo no alcanzaría para empezar a describir mi aburrimiento y mi indignación.

(pero eso sí, contar con planes paralelos siempre es un beneficio)


saludos afectuosos

jonessy

Silderia dijo...

Es que la tele siempre la cuento como una alternativa que nunca surge efecto pero en la que siempre caigo, la verdad no sé porqué ni siquiera la tengo en cuenta.

Besos, Silderia

Druida de noche dijo...

La tele y el aburrimiento es la decadencia de nuestra cultura.. ¿no?

beso, el de siempre
druida

Silderia dijo...

No se si la tele tendrá toda la culpa de la decadencia de nuestra cultura, pero su influencia en ese tema es demasiado patente como para exculparla.

Besos, Silderia