ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


9 de marzo de 2010

FLOR DE ALMENDRO

La vida había pasado demasiado rápido para aquel ángel con los pelos del color del infierno. Ahora, su cuerpo sin direcciones o sentidos, se había estirado dejando paso a una curvas marcadas y sus trajes infantiles, con pequeños dibujos, ensancharon los cuellos y cambiaron sus formas, para mostrar un canal de músculos caídos acabando en unas montañas sonrosadas de poca altura.

Estaba sentada, el aquel borde de cemento sin mirar hacia atrás, el ruido de la ciudad le parecía un leve murmullo lejano y el candor de los últimos rayos de sol, se volvían fríos y solitarios. Sin mirar atrás, una bonita sonrisa se dibujó en su cara, dio un paso y luego otro, no tenía prisa por adelantar camino y si por no pararse en el sendero. Ataviada con una maleta vieja, cosida con algunos parches y un abrigo de paño marrón, tomó la dirección opuesta a todo aquel bullicio que la envolvió durante una eternidad entera.

Evitaría las calles, no las más concurridas, ni las solitarias, sino todas, sus pies no querían tocar las baldosas del suelo, sus oídos anhelaban escuchar otros cantos… Así lo hizo, anduvo durante un largo rato cuando las ramas de aquellos oscuros árboles acariciaban afiladamente sus mejillas. Pocos centímetros de piel podían distinguirse en aquel cuerpo, que huía sin pausa y prisa de entre los matorrales del bosque, evitaba grandes piedras, torcía sus pies con los accidentes del camino y evitaba algunas de aquellas afiladas ramas del follaje más bajo de unos árboles milenarios. Seguramente no sería la primera vez que veían a una chica o a un chico perdido, aquellas formas le resultarían no menos que familiares ante sus ojos huecos, sin embargo, aquellos sentimientos perdidos, si. ¿Hacía dónde se dirigía aquella jovencita? Se decían unos a otros aprovechando las brisas nocturnas. Intentaban pararla, evitaban que continuara, pero todo fue inútil.

La luna menguante se encontraba ya en lo más alto de un firmamento azul marino cuando la primera estrella se dignó a brillar tenuemente, aparecía y desparecía a modo de parpadeo cuando por fin unos pies cansados detuvieron su marcha en un claro ya perdido. No se escuchaba nada en aquel lugar, el olor era dulce, la noche plácida y la luz ausente. Las hojas secas protestaban con cada movimiento, los ojos de los animales se abrían dejando paso a alaridos de quejas por despertarlos de unos sueños plácidos.

Allí, completamente inmóvil miró al cielo, soltó su maleta vacía y se despojó de sus ropas. Y, haciendo un hoy en el suelo, enterró sus pies, aquellas delicadas manos, ahora ensangrentadas y doloridas, mostraban sus palmas al cielo implorando algo. ¿Qué era? Una canción de una lengua tan antigua que sólo los dioses primigenios conocen.

Elfos y sátiros salieron de sus escondites para danzar al ritmo de la música y acompañarla con sus flautas y tambores, Selene tomaba la dirección de aquella serenata haciendo que la luna se llenara.

Horas duró aquel cantar, el sol apareció entre las copas de lo árboles y, en aquel claro, sólo una maleta medio vacía, que reposaba a los pies de un almendro, que se cubría de blanco por la primavera, es lo único que se veía. De la muchacha de cabellos rojizos ni una huella, de los sátiros y elfos, tan solo un tambor. Ahora las noches serán cálidas, los inviernos pasajeros y el otoño un leve pesar, ya que las flores blancas como la nieve en cada primavera despertarán.

10 cosas que decirte:

Edu dijo...

Toda nieve esconde su flor, todo invierno fabrica su primavera. Que ella de color de violeta de almendro a tus ojos.
Un Beso

Silderia dijo...

La primera flor de la primavera, el almendro.

Bonito poema que has dedicado a este post, no podría haber mejor dedicatoria.

Besos

sangreybesos dijo...

Después de todo lo que ha caido, vamos a pasar una primavera inmejorable, aaaamor.

Jonessy James dijo...

desaparecer para ser primavera, para ser belleza y felicidad; lindo destino para cualquiera.

(Selene es un alter-ego?)

afectuosos saludos

Jonessy

Silderia dijo...

Todo se convierte en algo.
Te puedo decir que Selene es una diosa griega que vive y es la luna, enamorada de un pastor rey, me gustó su historia y ella, simplemente apareció como una de las que aparece en este cuento.

Saludos

Silderia dijo...

Cariño, espero que la primavera sea florida y soleada

Jonessy James dijo...

seguramente.

(perdona, no sé por qué no relacioné a tu selene con esa selene. disculpas)

Silderia dijo...

No tienes que disculparte, es normal, yo también lo hubiera hecho, es más pensé mucho en poner ese nombre cuando lo estaba escribiendo.

Realmente son la misma, aunque en distintas situaciones

Recuerdos

Druida de noche dijo...

He tenido un pequeño accidente (me quebré el codo) y no puedo escribir (sino con una mano y las letras se hacen infinitas). Así que te leo pero no te comento ¿vale? En un mes estaré como nuevo….
Beso y abrazo.
druida

Silderia dijo...

Ponte bueno que es lo que importa y espero que tus letras sigan llenado minutos de lectura.

Besos y descansa