ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


1 de marzo de 2010

ESTO NO SE PUEDE AGUANTÁ

Tras las calles perdidas de un viejo barrio andaluz, un canto discordante, que no asonante, llamaba la atención .

- Aaaaa...Ajaaaaiiiiiiii – cantaba Manolete acompañado de un toque de manos que más bien huían de aquel llanto desesperado.

Así se llamaba, Manolete, que no siendo gitano ni por asomo, ni linaje derecho ni izquierdo, sino payo de casta antigua, cantaba con un ángel perdido en un exilio al escuchar su primera sinfonía.

- ¿Por qué tu cante es callejero? – le decían los viandantes tapándose sus oídos.

- Para que todo el mundo escuche mi arte – decía Manolito erguido e hinchado cual pavo real en su alarde de valentía, alzaba aún más aquello que lejanamente se parecía aun cantar.

Los caminantes evitaban por aquel barrio pasar, pues en fin de semana, aquel artista incomprendido, daba a todos los edificios, su canto sin más. Iba siempre acompañado, por una marcha asonante, que no arítmica, ya que para eso algo de concordancia hay que tener, de su fiel amigo Juanete, que alzaba a voz dando alaridos para animar al joven maestro de una escuela aún sin formar.

Así andaban los dos amigos, por los barrios andaluces, que aunque fuera verano provocaban una reacción, que si acompasada y con ritmo de golpes, los acompañaba por los callejones.

- Es que mi arte no se puede aguantar – decían cuando sonaban los ronquidos de las ventanas a su alegre pasar.

Fuera de tono decía su madre que estaba, aunque eso se dudaba, porque para estar fuera de algo, primero hay que querer entrar.

Un buen chico decían, mientras no quisiera aullar. Entre tanto, Manolete y Juanete, por las calles, que no perdidas y sonoras, están.

Ahora sacan asinfonías, de un roído banco de una jungla que nunca los comprenderá, aunque nos quedamos con esto:

- Por lo menos no hacen daño a nadie – dicen sus mamás que tranquilas y lejos de ellos a cualquier hora del día, las podéis encontrar.

4 cosas que decirte:

Edu dijo...

Gracioso pasaje, de copla y Ole!, de gitanillo de Lorca, de José Carlos Cano. Que sabor mas andaluz de Blas Infante has dejado.
Un Beso y un Abrazo

Silderia dijo...

Me alegro que te gustara, y me ha encantado el comentario que me has hecho. Bonitos versos que le has dedicado al post.

Besos

sangreybesos dijo...

No se puede decir que nuestro vecindario ande parco en lo que a eventos culturales se refiere. Cante flamenco de lunes a viernes (incluido festivos) y entregadas alabanzas al Señor sábados y domingos.

Silderia dijo...

Está casi completo cariño, por lo menos no nos podemos quejar de la multiculturalidad que hay