ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


2 de noviembre de 2009

ESTO SOLO ME INCUMBE A MI Y A MI PAREJA

- ¡Cariño! – dice Silderia con voz cariñosa mientras Sangreybesos se toma el puchero tranquilamente -. He estado pensando – sin embargo ante esta mala señal su amado no para en su cometido de engullir la comida -. ¿Cuándo nos casamos? – la respuesta no se hace esperar, los garbanzos van a dar contra la pared, por no decir nada de la lluvia de caldo caliente y fideos aún sin pasar.

- ¿¡Cómo!? – responde.

Y así empezó todo, tras una estancia viviendo juntos, viendo que todo nos iba bien comenzó la odisea de “la boda”, un capricho mío, por supuesto, esto casi nunca forma parte de las expresiones sobre vida inteligente dentro de un varón. Aunque la cierta idea de casarse no suena de lumbreras ¿verdad?

Simplemente quiero que se me reconozcan mis derechos por estar viviendo con él, y al contrario por supuesto. La ley exige ciertos trámites burocráticos para ello, de todas formas estoy decidida a pasar por ello, os lo aseguro.

Pero nada más lejos de una gran felicidad, el acuerdo primordial en todo esto ha sido – HAREMOS LO QUE NOS DE LA GANA -. ¡Qué ilusos fuimos al pensarlo! ¿Verdad? Nada más lejos de la realidad circundante. Una firma de papeles, una comida con los padres y se acabó, el problema es que habíamos pensado que aquí todo el mundo tiene que opinar. Aunque esto es otra historia.

Referente a todo ello, estamos un poco cansado, yo sobre todo, debido a que todos tienen algo que imponer, más que opinar, referente a cómo estamos llevando las cosas. Lo cierto es que mis respuestas no han sentado bien a nadie, pero ni con esas evito ciertas cosas.

- A mi me viene mejor que te cases en abril – me dicen porque no tienen compromisos (yo me casaré cuando me de la gana.)

- En esa fecha hace todavía frio – me dice otra al preguntarme el mes (pues te pones un abrigo, de todas formas tú no estas invitada.)

- No me gustan las ventas para celebrar el convite – añaden (ese no es mi problema, pues no vengas y uno menos que tengo que pagar.)

- ¿Qué regalos vas a repartir en la boda? – (¿Regalos? A ver que me aclare un poco, el alfiler de rigor y va que chuta – le respondo)

- Pues una boda sin regalos no es lo mismo – (¿Para qué? Para que cuando llegues a casa lo tengas dando vueltas hasta ponerlo dentro de un cajón olvidado, es más, eso es una chorradita para sacar dinero. )

- ¿Qué vas a repartir en la boda? – la misma pregunta dos veces en el mismo día por dos personas diferentes (tangas y viagra, a ver si se anima la fiesta.) Después de esto no había más que añadir.

Pero si hay una chorrada más grande que estas ridiculeces, en las que todo el mundo quiere dar su opinión, o decirte cómo sería la boda perfecta (que no es la mía, es la de ellos) La peor de todas es EL TRAJE DE LA NOVIA. Ni que decir tiene que los precios no bajan de uno 1000 euros, por lo menos.

Mi madre, ilusionada con todo ello, me lleva a ver trajes de novia a una tienda. La escena fue la siguiente.

- Mira –me dice la dependienta – este es un modelo muy bonito y los hacen de tu talla.

- Ni que yo tuviera una talla especial – digo para mis adentros mientras me pone el traje en los brazos -. Estooooo…. ¿Y la carretilla para llevarlo? – digo al notar el peso.

- ¡Qué graciosa! – seguro que se estaría cagando en mis muertos -. Este sale por unos 800 euros.
- Está bien – dice mi madre.

- ¡Cómo! – le digo yo, y no es que lo fuera a pagar yo -. Me niego a llevar puesto esto – le digo tranquilamente -. Para un rato 800 euros… ¡Anda ya!

- Mujer – me dice la dependienta -. Que es un día especial.

- Para ir encorsetada con un traje que tiene que dar calor aunque estemos en pleno invierno… ¡Paso!

Y nos fuimos de allí tan ricamente, por supuesto a otra tienda de trajes de noche. Me niego a desembolsar ese dinero en un traje por una simple “tradición.”

- Me gusta este – digo señalando un traje de uno de los catálogos de la tienda a la que fuimos después.

- ¿Lo hacen en otro color? – pregunta mi madre.

- No – responde la dependienta -. Sólo en el que viene en el catálogo.

- Elige otro – me dice mi madre.

- Pero si a mi me gusta este – le respondo evitando que vuelva la página al ver un traje rojo.

- Para una boda lo más normal es el blanco o el champan – mete baza la dependienta.

- Pues este me gusta – sigo en mis treces.

- Es que si tu eres la novia deberías ir de otro color – sigue con su estereotipo de novia perfecta.

- Eso es lo que yo le digo – me mira mi madre al encontrar una aliada.

- Es mi boda y me casaré del color que me de la gana – le respondo a la dependienta.

Por supuesto no duré mucho más en aquel lugar, a penas unos minutos, de allí me fui a mi casa y pasé del tema. Ahora cuando me preguntan, cómo es el traje, respondo que rojo y negro. ¡Pero si es algo que ni yo misma sé! ¿A mí que me vais a contar? Aunque todos dicen lo mismo - ¡una novia de rojo! – es que no me dejaron casarme de negro, como yo quería. Esa es mi excusa y la verdad, aunque si realmente no lo hago es porque sangreybesos me lo ha pedido.

Lo cierto en todo esto, es que todos están locos por meter baza en el asunto, hacer de la tuya la boda que siempre quisieron e imponerte ciertas tradiciones que, lo cierto es que para mí, son una auténtica tontería. Todavía quedan más historias parecidas a esta, miles de chorradas más, aunque ya os las iré contando. Sin embargo una cosa es segura, apareceré enseñando, sino los dos, por lo menos uno de mis dos tatuajes, eso puedo darlo por sentado.
PD: la última foto es el último tatu que me he hecho, ¿os gusta? Lo cierto es que me da un poco igual, por no decir mucho, a mi me encanta y eso es lo que cuenta. ¿A ver si alguien sabe quién es o qué es lo que llevo tatuado? Tú no digas nada, sangreybesos.

8 cosas que decirte:

Edu dijo...

Vaya que bello Tatoo, muy bueno. En cuanto al amor, amor que se que se hace juridico o institucional o pasa bajo el palio del vaticano, amor, que se encadena a una ley o una moral.
Entiendo el matrimonio como acesso a derechos juridicos, siempre que sea civil, pero ello, solo seria un interes social de dos ciudadanos y no el querer de dos corazones.
Un Abrazo

Rocío. dijo...

Woody Allen dice: "Las opiniones son como el culo, cada uno tiene el suyo".

Y YO OPINO.......queeeeeeeeeeeee VIVAN LOS NOVIOOOOOOOOOOOOS!!!!!! VIVAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!!!

Silderia dijo...

Edu: no va más allá de lo que estás diciendo tú mismo. Es que no es más que eso.

Ro: dentro de poco, lo mejor de todo es que tu no te vas a perder la fiesta.

Besitos a los dos

sangreybesos dijo...

¡¡Pues yo quiero ir de mafioso, aunque ya no se lleve!!

Por otra parte: ¡¿qué clase de frikazo va a adivinar así a bote pronto qué cojones llevas tatuado en la pierna?!

Silderia dijo...

Tú no puedes decir nada, ya lo sabes Friky

Phoebe dijo...

La verdad es que yo tampoco tengo ni idea de qué o quién es tu tatoo, pero es genial. Espero que desveles el misterio pronto...Mmm...en cuanto a la boda, pues bueno, me recuerda a una conversación propia con mi madre sobre ese tema en cuestión. Al final, acabó "convenciéndome" de que una novia debe ir de blanco, pero a mí los labios rojos no me los quita nadie. Ya se verá. Quién sabe. Felicidades a los novios, aunque no sea más que rellenar unos papeles. Lástima que se hayan perdido demasiados significados con la modernidad.

Por lo que cuentas en tu relato, la gente se "idiotiza" un poco más en halloween, como si durante la vida real no fueran ya algo monstruosos, en halloween van y se ponen en plan receptivos con el mundo exterior y se dan cuenta de que hay vida inteligente más allá de sus cerebritos atrofiados, y que el sol sale cada mañana. Vaya tela.

Felicidades también al blog por sus tres añitos, que se dice pronto. ¿Crees realmente que podrías cerrarlo algún día? Mmm. Yo no creo que pudiera. Realmente, sí que me planteé cerrarlo en cierta ocasión, pero nada serio. Siempre me resistí a borrar esa parte de mí secreta e internauta que existía, quisiera o no quisiera.

un abrazo!

Ignotus dijo...

¡Felicidades! Espero que sea de su beneplácito semejante unión, que para mí es la mejor, y no como dicen por allí unos amigos míos, un "matricidio" o "matrisuicidio", jajaja. Y lo comento porque yo estoy a los pies del altar, no como Dios manda, pero bueno muy de cerca. En fin, cuando requiera pensar y opinar como iremos vestidos yo y mi "esposa" quizás pueda opinar un tanto más acerca del tema, aunque irónicamente no creo que exista un experto en "casarse", pues para tal sería lo mismo en "divorciarse". Finalizando dejaré de hablar tantas sandeces para reiterar mis cariñosas felicitaciones a los novios. Por mi cásate de púrpura o desnuda, si es del gusto de ambos. Muchos besos y abrazos a los futuros esposos.

Silderia dijo...

Phoebe: gracias por las felicitaciones, en cuanto a quién o qué es mi tatuaje, no se si lo desvelaré algún día, creo que todo sucederá cuando llegue el momento.

No te quites tus labios rojos, yo no pienso quitarme los piercing y son 13 así que, al que no le guste que no mire.

Referente a la historia de halloween a mi por lo menos me aterroriza y tú has captado la indirecta, que no es tal a la primera.

Gracias por los tres años de blog y, contestando a tu pregunta, no se si algún día lo cerraré, ciertamente esto es más de lo que pensaba.


Ignotus: gracias por tus felicitaciones, lo de casarme desnuda lo he pensado, es más, por aquí hay un pueblo nudista donde celebran este tipo de ceremonias. Aunque también pensé otras muchas cosas.

Espero que tu boda sea del agrado de los novios, por lo menos que te encuentres a gusto.

Gracias a los dos por vuestra felicitación y os mantendré al corriente de todo lo que acontece en mi cabecita, como a todos.

Un Beso muy grande.