ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


6 de junio de 2009

JODIENDAS COMUNITARIAS

Ejercicios de estiramiento.

Entumecido por una larga noche de sueño a pierna suelta, harto de que se le peguen las sábanas. No se preocupe, tenemos la solución a su problema. El Tendedering, un ejercicio físico completo que estirará sus músculos y eliminará ese agarrotamiento matutino.


Seguro que muchos de vosotros poseéis un tendedero a la calle, ¡aproveche esa ventaja! El requerimiento principal es que las poleas estén un poco oxidadas, sino el esfuerzo será nulo y no conseguiremos nada. Esto se produce fruto de evitar echar antioxidante en los tornillos de las mismas y no secarlas cuando cae agua, que vive en una zona donde casi no llueve ¡acelere el proceso! Unas gotas de agua en los tornillos durante unos días y ¡listo!

Acuérdese que es un ejercicio diario que hay que realizar, al menos, una vez al día. ¿Cuándo? Os estaréis preguntando, al levantarse por la mañana antes de ir al trabajo (sobre las 7:00 de la mañana más o menos,) a las cinco de la tarde, recién levantado de la siesta, y, por supuesto, a partir de las 10:00 de la noche, justo antes de su reparador sueño. ¡La tonicidad muscular está garantizada!

Os preguntaréis ¿cómo se hace este fantástico ejercicio? Como todo, tiene varias fases. Podemos aprovechar para colgar la ropa sucia, sería un complemento ideal, ya que el movimiento de abrir y cerrar las pinzas, completaría todo lo demás. Sin embargo, también puede realizarse sin necesidad de que haya nada para colocar en esas fantásticas cuerdas estiradas.

Primera parte: poner el despertador una media hora antes de lo normal, si es usted un poco más lento, con una hora bastará. ¡No desayune! Deje que el aire fresco de la mañana despierte su insaciable apetito. Esto unido a un rato de movimientos corporales, provocará que las energías se renueven más fácilmente, y que el dormitar matutino desparezca rápidamente.

Segunda parte: si tiene ropa sucia, poner la lavadora la noche anterior, cuando llegue la mañana estará limpia y podrá matar dos pájaros de un tiro. Que no tiene ropa sucia, ¡da igual! Pasamos a la fase tres.

Tercera parte: mover las cuerdas del tendedero, primero la más cercana y después, vaya aumentando el nivel de esfuerzo pasando a las posteriores. No intente hacerlas todas de una misma vez, o sino es un experto jodiendas. Podría fastidiarse antes de conseguir algo.

Cuarta parte: mueva cada una de las cuerdas unos cinco minutos, hacia un lado y a otro. No se preocupe por el ruido que causan las poleas, son un mal necesario y el resto de sus vecinos se lo agradecerán. Ya no necesitarán preocuparse por encender su despertador la noche antes.

Repita esta operación todo lo que necesite, varias veces al día, si es posible. Las horas recomendadas se las hemos colocado un poco más arriba. No lo olvide, sin esfuerzo y constancia no hay recompensa.

Este ejercicio tonifica los músculos, provoca resfriados en invierno y una gran irritación de todos los vecinos, ideal para todos los ámbitos y comunidades.

6 cosas que decirte:

Edu dijo...

La verdad que algunos se han escapado de una novela de Arturo Barea, el civismo empieza a ser reducido en los vecindarios.
Un Saludo.

Silderia dijo...

Y en el resto del mundo, todos estamos un poco más asalvajados, como dice mi madre.
Un abrazo

sangreybesos dijo...

... a las siete la mañana, sin ropa colgada ni ná ...que te digo yo que es un poltergeist de esos...

Silderia dijo...

A lo mejor cariño, pero creo que jodería menos.

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Divertido y práctico el ejercicio que nos propones. Yo no tengo ese tipo de tendederos pero encontraré la manera de que mis vecinos noten mi presencia... jajaja

Besos rojos,
HR.

Silderia dijo...

Seguro que te servirá y lo encontrarás de agrado. Por experiencia.

Besos