ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


12 de enero de 2009

POR QUÉ NO HACES, POR QUÉ NO PONES, POR QUÉ NO CAMBIAS, POR QUÉ NO….

Y es que esto no puede ser, os tengo muy abandonados pero, ¿qué se le va a hacer? Lo cierto es que, no tengo tiempo ni para respirar y, en mi vida pensé, que en un cuarto de dos metros de ancho por tres de largo, donde todo encaja como un tetris, pudieran caber tantas y tantas cosas y, en cambio, en una casa de dos habitaciones y un salón inmenso, no cabe casi nada de lo que llevo, será porque dentro de poco seremos dos y hay que hacer sitio para ambos. Aunque lo cierto es que, como cada cosa tenía un sitio asignado en mi espacio (mi cuarto) ahora ha de reorganizarse en uno nuevo el cual es indefinido.

Por fortuna, la mayoría de trastos han encontrado un lugar sin a penas problemas, pero otros son tan sumamente especiales que te resistes a moverlos de aquella caja, cajón, pared o cualquier sitio donde lo tuvieras puesto. Una mudanza no es tan fácil como yo pensaba. Y eso que para mí, era sólo el cambiar cosas de sitio, colocarlas de nuevo y… ¡Listo!, pues no, me desvié de la realidad demasiado (más de lo que suele pasarme normalmente…. Ejem, por lo menos en lo que a la vida cotidiana se refiere.) Y, cuando por fin crees que lo tienes todo a tu gusto, te viene la abuela, la suegra, tu madre, tu tía, la amiga, quien mejor te convenga o todas a la vez. El caso de todo es el siguiente, de buenas a primeras aparecen por tu casa con un paquete de forma indeterminada, la cara sonriente y te lo dan sin a penas haberte dedo tiempo a decirles hola – ¡Toma! – te dicen mientras te dan el regalo. – Te lo he comprado para la casa. Entonces cuán es tu sorpresa cuando lo ves, no es un gato de escayola, pero como si fueran primos hermanos ¿Dónde vas a colocar eso en tu casa de estilo…. (que cada uno ponga lo que quiera)? Imposible, no pega ni con cola y, para colmo de males tienes que poner buena cara.

Sin embargo, la cosa no se queda ahí (no podían estarse calladitos, la naturaleza humana de meterse en todo lo que no les concierne) – Te lo he traído para que lo pongan en la entrada – te señala el sitio que le ha asignado. – Es que está muy vacía (y si a mi me gusta así, no puedo entender ¿porqué a mi? ¡No! Ahora para colmo todo el mundo lo verá. La figura más fea de todas en el lugar más vistoso de la casa, que tiene un estilo minimalista, y una figura de antes que se conociera siquiera la palabra democracia, rompe la armonía de mi pisito.) ¡Qué queréis que os diga! Hay que aguantar, pero solo lo justo, el tiempo que tarde en irse de la casa, no más. Las visitas no son eternas y nadie se queda para siempre cuando va de visita (por lo menos la mayoría de la gente.) Bueno pues listo, tras un para de horas, o tres, esperando impaciente, para cumplir el plan para hacer desaparecer a la figurita, viene otra persona a tu casa. Es normal, te acabas de mudar o estás en proyecto de hacerlo, todo el mundo quiere visitar tu casa; todo tendrá que alargarse un poco más.

Había una cosa con la que no contabas, que la persona que no te trae algo, que seguramente le regalaron a ellos cuando montaron la casa o la han comprado en el chino de la esquina, tiene una opinión que decir respecto a la casa (nota importante: ningún cometario sobre la decoración o pintura de las paredes va a ser agradables) que si el cuarto es muy oscuro, que si la casa parece una guardería, que las estanterías marean, porqué no has puesto esto un poco más para acá, te hace falta un…, la cocina está muy recargada, las cortinas no son suficientemente opacas, las lámparas,…. El caso de todo esto es criticar e intentar que les des la razón a lo que te están diciendo ¡qué pena de amigos, familia y humanidad! Todo tiene que estar a su agrado y concordar con sus gustos, todos se han vuelto decoradores de buenas a primeras y todos saben cómo quedaría todo mejor. A esto tengo muchas cosas que contestar pero, estáis tan hartos de escucharlas que parecéis masocas, y yo no estoy dispuesta a gartar más saliva que la necesito.

Solución al tema, muy fácil, he bajado al bazar de la esquina y he comprado un buzón, después he hecho un formulario al ordenador (lo adjunto al final) y he colocado un bolígrafo encima, justo delante del cartel que pone sugerencias. Ya no habrá problema, ellos dicen lo que quieran y yo (creo que os lo imagináis)

En cuanto a las figuras, algunas han ido a la caja donde, todo lo que hay en su interior, va acabar olvidado en algún sitio remoto de la casa, en cambio, otras, serán arrasadas por un soplo de viento, algún niño pequeño o la habré tirado sin darme cuenta cuando salga de la casa ¡Qué pena! Con lo que me gustaba ¡qué le vamos a hacer! No hay cosa que cien años dure ¿verdad? Bueno, si las hay, pero esa en concreto estaba destina a vivir unas cuantas horas.
Como podéis ver, todavía no me he ido a mi nueva casa y ya tengo muchas cosas que hacer, demasiadas para las pocas semanas que nos quedan. A pesar de todo, estoy disfrutando mucho con todo esto, hay cosas que he tenido que dejar medio paradas, como esto, a lo cual no le dedico tanto tiempo como antes, pero sigo con vosotros. Ya veis, la vida cambia de un día para otro y, lo cierto es que a mi, me ha dado un giro de 180º a lo bruto y sin avisar ¡Qué cosas no!

Formulario de reclamaciones, quejas, opiniones y sugerencias respecto a la casa. Por favor escriba lo que tiene que decir a continuación y evita hacer algún comentario a la dueña, sus ideas serán tramitadas y se tomarán en cuenta, si procede (que va a ser que no, pero por intentarlo que no quede.) Aunque lo cierto es que su opinión importa menos que el ruido de una mosca en un concierto de heavy metal (aunque ya sabe lo que dicen, el no ya lo tiene, por intentarlo no pierdes nada, a parte de tiempo.)

5 cosas que decirte:

Mario Sanz dijo...

Formulario de reclamaciones, quejas, opiniones y sugerencias respecto a la casa.

El sofá estaría mejor un poco más a la derecha, y además ese tono queda demasiado anticuado, a ver si pones uno más moderno.

En cuanto a la cocina, por dios, es horrible: ese color berenjena de la pared hay que eliminarlo y ponerlo blanco automanchable, y el suelo, puf, mejor arena de gato que eso.

El gato de porcelana quitalo de la entrada, sí, pero su sitio ideal es colgado del techo sobre tu cama, porque así hay sitio para el enano de jardín y las ranas tristes que sorteaban en El Hormiguero, que me tocaron las dos y va a ser mi regalo para tí. Seguro que te va a encantar.

Ah, se me olvidaba. No dejes ningún rincón sin poner una maceta o un mueble. Está muy mal visto.

Nada más por ahora. Si encuentro mas sugerencias o detalles imprescindibles rellenare otro de estos

Un saludo



PD: A mi también me jode mucho que me digan donde tengo que poner mis cosas en mi cuarto xD

sangreybesos dijo...

Formulario tal y tal:
A mí lo del gato de escayola me molaba.
Sin nada más que añadir,
Tu love.

Silderia dijo...

Por supuesto que te mola, con la venda en los ojos, por supuesto.

mario: tendré en cuenta el formulario el tiempo suficiente para caer en la cuenta de que no voy a hacer nada al respecto con la queja.
En cuanto a que te digan las cosas, yo me voy en tres semanas de mi casa paternal y sigo aguantando algunas cosas. Y es que hay cosas que jamás van a cambiar, ¿qué le vamos a hacer? Nada, algún día seremos como ellos o no, el caso es que no vale la pena enfadarse.

Melvin de Gats dijo...

Yo te regalaría un puzzle de Luis Royo enmarcado pra que pusieses en ese hueco grande de la pared del salón... y las clásicas tazas y teteras pra hacer tes molones jejeje

La gente debería de darse cuenta de que la casa de los demás no tiene pq ser de su gusto... pro el mundo es así, muy egocéntrico el...

Silderia dijo...

Me encanta Luis Royo y hacer tes de todo tipo, eso si que es un buen regalo para una casa.
Has dado en el clavo.