ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


14 de enero de 2009

ESTAN (4)........

INT. PUESTO DE TRABAJO.
La dependienta pasa corriendo por al lado de la caja.

CLIENTE
(Exigiendo)
Señorita, por favor, me cobra esto

DEPENDIENTA
(Corriendo como si le fuera el alma en ello)
Ahora mismo estoy atendiendo a otro cliente, caballero. En un momento estoy con usted.

CLIENTE
(Mirando el reloj)
¡Es que no puedo perder toda la mañana!
INT. FINAL DEL PASILLO.
La dependienta está sola en su sección y, mientras busca el objeto deseado por el primer cliente, mira el reloj. Con gran asombro ve que acaban de abrir hace una media hora y que el cliente viene con ganas de guerra.


DEPENDIENTA
(Diciendo en voz baja para sí)
Ahora se va a enterar este
Mientras le entrega al cliente su producto y la cobra, se le pasa sensiblemente el cabreo. A pesar de todo, ciertas cosas continúan igual que al comienzo de la mañana, el cliente con prisa no cesa en su empeño de protestar, por lo que ese sentimiento de perdón y de tener las cosas en paz, por lo que queda de día, se van esfumando muy rápido, demasiado para una persona normal.

CLIENTE
(Muy enfadado)
Y ¡será posible!
Señorita, que llevo un buen rato esperando.
Uno no puede pasar toda la mañana para que lo atiendan.

DEPENDIENTA
(Haciendo teatro, ya que se encuentra muy enfada)
Caballero, ¿qué desea? Disculpe la tardanza.

CLIENTE
(Quitándosele el enfado porque lo han atendido)
¿Me cobra?

DEPENDIENTA
Por supuesto (dice en voz alta)
Gilipollas de mierda (piensa para sus adentros mientras oculta estos pensamientos con una falsa sonrisa)

De pronto suena el teléfono, el cliente lo toma sin preocuparse por lo que está haciendo la dependienta, mientras esta escucha lo que se comenta a ese lado del globo.

CLIENTE
Si, vale, a las dos para comer, de… de acuerdo, ¡vale!
Ahora, no. Me voy a dar un paseo y a desayunar algo.
Si, cuando termine, porque esto va muy lento, parece que aquí no tienen bulla.

DEPENDIENTA
(Pensando para sí)
Será imbécil, el se va a pasear y yo tengo que atenderlo de bulla porque quiere irse a pasear, una cosa es que yo preste un servicio y otra muy diferente es que tenga que estar para los antojos de todo el que se me cruce. Si quería rapidez que hubiera ido a otro sitio, por un cliente más o menos no nos vamos a morir.
Tu metes prisa y yo tengo que estar aquí, ahora se va a dar un paseo. Que tenga cuidado a ver si se le va a ir el sol a las once de la mañana. Ahora te vas a enterar.

¡Caballero! (dice para llamar la atención) Disculpe pero esto tiene un fallo, voy al almacén a buscarle otro que esté en mejores condiciones. ¿Lo quiere para regalo? (dice mientras el cliente asiente)

El cliente asiente, no le queda más remedio, no ha visto nada en aquella prenda, pero si lo dice la señorita será por algo. Para ello ella los vende. Por lo menos quiere pensar.

No se ha dado cuenta de que la dependienta ha cogido algo y lo ha guardado en su chaqueta.

EXT. DEL CENTRO.
Mientras la corbata se encuentra en un sobre decorado dentro del almacén, la señorita sale a tomarse un café y fumar un poco. Dos plantas más arriba, aquel malhumorado cliente espera un poco desesperado porque ya había pagado la prenda y no puede irse.
DEPENDIENTA
(Pensando para si)
Hora del desayuno.

Tres cuarto de hora más tarde la corbata es entregada a su dueño, es la misma que en sus inicios, pero eso no lo sabe más que el impaciente cliente que ya llega tarde para tomar el sol. Enfadado, con prisa y algo desesperado por el hambre matinal, no puede evitar irse sin mediar una sola palabra. La señorita ha hecho lo que le ha mandado, ha buscado una corbata nueva, e lo ha envuelto para regalo, así que no cabe medida quejarse en ningún sentido. Lo único que le desconcierta es esa sonrisa burlona que hay en su cara.

Justo cuando se vuelve el cliente, la dependienta saca otra prenda exactamente igual que la anterior para colocarla. Acaba de sacarla de su plástico, recién traída de fábrica. Para el próximo cliente o no.

Aunque para esto sólo había una explicación ESTÁ MAL FOLLADO, aunque con la edad que contaba no me extraña, no se puede ir metiendo bulla porque tu quieras terminar temprano y menos a una persona que va a pasarse allí toda la mañana, por lo meno.

6 cosas que decirte:

Melvin de Gats dijo...

Que mala baba más sana ^_^

Silderia dijo...

Esa es la que tenemos que echar todos

sangreybesos dijo...

¿Sabes? Llámame retorcido si quieres, pero no me dan ninguna lástima esas pobres víctimas...

Silderia dijo...

A mi tampoco

HMJ dijo...

Pues a mi sí que me dan lástima. Tiene que apabullar a una dependienta para sentirse importantes.

Ese tipo de gente tiene un problema. Y no es que estén "mal follados" es que están muy ignorados y/o sólo saben conjugar la primera persona del singular...

Silderia dijo...

Es que tienen demasida mala leche y no saben con quién pagarla y buscan a una persona que saben que no les va a contestar.
Me alegra verte por aquí, hacía mucho tiempo que no te leía.