ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


13 de enero de 2010

Selene. Capítulo LXIV

CAPÍTULO LXIV: UN DESCANSO ANTES DE VOLVER.

- ¡Por fin algo conocido! – dice Luis al ver en el lugar que se encontraban.

- ¡Esto es una pocilga! – grita la abuela dando vueltas sobre si misma.

- Es que no he tenido tiempo de limpiarla – se disculpa Fepico rascándose la cabeza -. No sabía que tú ibas a verla.

- Mejor dicho – dice Yu -. No ha tenido tiempo de limpiarla desde que se instaló aquí.
- ¡Tú arregla las cosas! – le recrimina el viejo.

- Es verdad – dice pasando el dedo por encima de un estante -. ¿De qué año quieres el polvo? Me han dicho que la obra del 76 fue un buen año – continúa Yu.

- Vale – dice Fepico un poco ruborizado -. Esto no es el palacio de un conde… Pero… por lo menos no hay ratones.

- ¡Seguro! – añade la abuela -. No podrían vivir con tanta mierda a su alrededor.

Al margen de toda aquella conversación, Luis se acerca a Selene.
- ¿Por qué has tardado tanto en entrar? –le dice en voz baja.

- Tenía que arreglar un asuntillo con el dueño de aquel antro – le dirige una media sonrisa y le arranca el libro del brazo a la abuela.

- ¡Eh! – grita la abuela -. ¡Esas no son maneras de pedir las cosas!

Selene no escucha, está buscando algo que le pueda ayudar a vencer a Víctor y a su bichito. Sin ton ni son pasa páginas hacia a delante y atrás buscando algo que le de una simple pista, sin embargo sólo algunas palabras vagas y sin lógica son lo único que llega a vislumbrar entre tanta parrafada.

- Esto no tiene sentido – dice por fin tras un buen rato mirando el libro -. Sólo explica lo que es… No hay nada que me ayude a deshacerme de él… ¡Fantástico! – cierra el libro de un solo movimiento -. ¡Un nuevo viaje al infierno en balde! Un nuevo logro Selene… ¡Qué bien lo hemos hecho!

- Por lo menos has jodido un poquito más a tu querido primo – le dice Yu sonriéndole y tocándole el hombro.

- Eso no me consuela ahora – le responde melancólica -. No quiero que vuelva a pasar lo de siempre.

- ¿Qué es lo de siempre? – le pregunta Fepico.

- Pues que cada vez que encuentro a Endimión lo pierdo – dice con lágrimas en los ojos-. Víctor siempre encuentra la forma de matar su cuerpo mortal antes de que pueda hacer nada para impedirlo.

- Pero eso no va a pasar esta vez – le dice Luis -. ¡Mírame! Tengo mi cuerpo legendario, los poderes casi completos, mi memoria recuperada, la de antes y la de mis vidas pasadas… ¿Qué más hace falta?

- Hacer que Víctor vuelva a renacer en otro tiempo y que no vuelva a retarte de nuevo – dice ella con pena.

- Selene – le dice Yu -. Ahora eres más fuerte que él – le recuerda -. Lo único que tienes que recordar es que no te da miedo y que puedes vencerle sólo con dirigirle una mirada.

- Eso es cierto – le responde -. No se como pero estoy casi al completo para poder volver a mi antiguo reino… Junto contigo, por supuesto – añade mirando a Luis.

- Eso no lo he dudado nunca.

La abuela se ha perdido tras una de las puertas, ajena a la conversación aparece con una gran hoya de caldo caliente y algún que otro comestible sólido, cree que lo primero que han de hacer aquellos chicos es descansar y dormir un poco. El día les dará nuevas noticas y podrán proseguir con sus corredurías. Un mundo se les abre ante sus ojos y su destino está casi sellado, sólo necesitan reponer unas pocas de fuerzas, olvidarse por unos instantes de todo y sonreír como lo hacían antaño.

7 cosas que decirte:

Druida de noche dijo...

vampiros en la mañana...sangro con letras de sol

besos
druida
PD. ¿por qué cada vez que encuentra a Endimión lo pierde?

Silderia dijo...

te contestaré a tu pregunta:porque esa fue la condena de Selene por enamorarse de un mortal y pedir a un amante despechado que lo hiciera eterno, tenerlo siempre cerca pero jamás poder poseerlo eternamente. Un amor que ha superado siglos y tiempos remotos, pero que jamás se llegó a disfrutar por aquellos eternos que lo asiaban, por ello ha de evitarlo si no quiere volver a empezar.

Besos.

sangreybesos dijo...

Selene tiene suficientes cojones y experiencia para romper de una vez por todas la maldición...

Edu dijo...

Y sobre todo sonreir...en ello empieza toda aventura...
Un Abrazo

Mai Puvin dijo...

Ay... con tu explicación me siento más Selene que nunca!... Adoro leerte.

Un abrazote!

Silderia dijo...

Edu: sonreír ya de por sí ya es una aventura para muchos.

Mai:me alegro que te gusten mis escritos. No te sientas selene, tu eres tu y seguro que las anécdotas son muy diferentes, aunque las maldiciones sean parecidas. De todas formas eso es lo que un autor pretende, que se identifiquen, aunque sea muy remotamente con sus personajes.

Un beso muy grande a todos.

Silderia dijo...

Cariño: Selene tiene muchos cojones, pero de vez en cuando tiene derecho a caerse como todo el mundo.