ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


6 de julio de 2009

DE VACACIONES NO ANDABA LA COSA.

He vuelto, no me he olvidado de este rincón del multiverso, que hace unos años creé. Estas últimas semanas han estado llenas de estrés y, a penas, un post colgado en este último mes conmemorando mi cumpleaños.
Y es que siempre me pasa lo mismo, desde que entré en la facultad, nunca he podido celebrarlo. Avatares del destino, supongo, o simplemente que nací en el principio del verano. ¡Qué le voy a hacer! El calor y el sol, presenciaron mi llegada a este mundo y, en consecuencia de todo ello, siempre he tenido un examen, o ese mismo día (cosa que no era noticia buena porque tenía que seguir estudiando para el siguiente) o uno o dos ciclos después. Cosa que siempre recuerdo como que me los he pasado estudiando. Por cierto, este año no iba a ser diferente, he tenido que coger apuntes y libros en mi 27 cumpleaños.

Por fortuna casi todo ha pasado, ahora sólo me queda la angustia de esperar hasta que me den las notas finales, será pronto, en a penas unos cuantos días. Pero la incertidumbre, toda la seguridad que me envolvía durante las pruebas, unido a una gran angustia, rodea mis pensamientos. Lo que sea será, me repito una y otra vez, pero no puedo evitar recordar una y otra vez lo pasado hace un par de años. Conozco el procedimiento y la forma de evaluación, por ello, por ese simple motivo, me muevo entre sombras y luces. Estoy segura que lo hice muy bien, la certeza cae sobre mi cuando pienso en lo suelta que estaba en la parte oral y lo bien que me salió el escrito, pero…. ¡Todo es tan subjetivo! ¡Depende tanto de una visión completamente individual e intrínseca al ser humano! Que me hace dudar sobre muchas cosas.
Aunque la única salida que me queda, ahora mismo, es no pensar. Difícil, digo yo, sin embargo algunos de vosotros conseguiréis dejar la mente en blanco respecto al tema.

Por supuesto ahora voy a recuperar el tiempo perdido, nuevos proyecto llenan mi mente, dejando el mínimo espacio para rememorar el infortunio. ¡Eso es bueno! Entre muchas cosas, estoy disfrutando de sobremanera, cuando mis dedos han vuelto a golpear este teclado, viejo y castigado por el tiempo, con sus letras borradas y esas miles de palabras que ha escrito a lo largo de muchos años. Ese roce de su plástico negro, decorado con pegatinas acolchadas, ese ruido tintineante y repetitivo, se ha vuelto de nuevo música para mis oídos. El que mis dedos se muevan por sus diferentes teclas, propiciando un movimiento acompasado e inconsciente, para poder formar las palabras, es lo mejor que me ha podido pasar ahora mismo. Necesitaba ese ruido, ese gorgoteo sin agua que alimenta mi mente y que transmite tantos pensamientos, el que mis falanges acompañen a mi imaginación.

¡Hoy he vuelto a sentir! Pequeños resquemores me han surgido, el que las ideas me abandonaran, que mi musa perdiera su sentido de existencia, que ya no encontrara cierta ridiculez a la vida y que los esperpentos diarios, que acompañan mi realidad, se hubieran vuelto vulgares a mis ojos. Fueron unas de las transformaciones mentales sufridas por tener que olvidarme de lo que realmente soy, una persona imaginativa, inquieta, con ganas de seguir inventando y con una mente enrevesada que es capaz de encontrar una historia de una simple piedra parada en el suelo (la historia puede ser mejor o peor, pero son mías de todas formas.)

Cierto es que hoy tenía poco que contaros, llevaba días esperando que la inspiración volviera a mi puerta. Sin embargo, siempre ha estado ahí, yo era la que la había apartado, voluntariamente y de mala gana, por una necesidad de conseguir una de mis nuevas metas. Por desgracia todos lo hemos hecho.
A pesar de todo ello, eso me provocaba una muerte en vida, olvidarme de lo que es soñar con los ojos abiertos, dejar a mis personajes a un lado, evitar la necesidad de formar historias. Soy una cuentacuentos, no puedo evitarlo. Hoy he vuelto a sentirlo.

Con cada presión de mis yemas, nuevas ideas me vuelven a la cabeza nuevas imágenes surgen de historias antiguas. Me estoy recargando, ¡casi olvido lo que era escribir!

4 cosas que decirte:

seiseises dijo...

Bienvenida de nuevo, entonces, aunque yo tambien haya estado ausente un tiempo ^^

Estamos todos expectantes por seguir leyendo lo que tus dedos y tu teclado son capaces de hacer.

Sigue asi. Un beso

sangreybesos dijo...

¡Pues a trabajar, pardiez! ¡Venga Selene! ¡Venga Mujer y Punto! ¡Que las musas dejen de rascarse el...!

KiRiN (the WolF) dijo...

Que no desaparezcas así, querida!!!!
(Lo dice otra qu bien sabe lo que es que la facultad no le deje a uno tiempo ni para cerrar los ojitos... cuántas veces te dormiste sobre los libros?)

Bienvenida nuevamente, en todo caso!!!! Mis más honestos saludos y auténtica alegría de verte!

Esperando nuevos textos

K.

Silderia dijo...

seiseises: creo que todos hemos estado ausentes un tiempo, bastante para algunos.

Kirin: la facultad nunca te deja tiempo más que para estudiar, pero todo acaba y vuelve a empezar uno nuevo.

A pesar de todo, he podido leer vuestros post, lo malo es que no me ha dado casi tiempo de poder dejar un simple comentario, pero, de entre las sombras, he podido leer alto.

Cariño: todo volverá a la normalidad, Eso espero.


Gracias a todo, continuaré con mis escritos, aunque de vez en cuando tenga que dejarlos a un lado.