ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


23 de septiembre de 2010

NEGRO, CON O SIN LECHE Y DURO.

Un dulce oculto traído de América.

Dicen que es afrodisiaco, que es un sustitutivo del sexo, que es dulce, se toma frío o caliente, mezclado con frutos secos o frutas, entre otras, con menta, al 70%, 60%, con leche, etc. Algunos seguro que ya sabréis a qué diablos me estoy refiriendo, las mujeres somos adictas a ellos, produce celulitis, espinillas, alergias y alguna que otra cosa rara que no he podido vislumbrar aún (aunque mirando ciertas páginas de marcas hay supuestos estudios que dicen lo contrario, pero yo cada vez que lo como el grano me sale.)

Mi gula particular, algo que jamás faltará en mi armario de la cocina, el cajón de la mesita de noche, en la nevera o en mi bolso. Fácil de conseguir, es como una droga dulce que al recorrerte la garganta produce sensaciones placenteras y satisfacciones fugaces que engañan al cerebro por unos instantes (el tiempo justo en que se acaban sus 250 gramos, en el mejor de los casos.) Y es que los tragos amargos bañados con algo dulce saben mejor, y si es con chocolate. mejor todavía.

Una historia larga, un descubrimiento casual y ¡voila!, unas empresas multimillonarias que ganan millones de euros y dólares en la venta de este producto. La calidad, no importa, todo depende de tu bolsillo y del gusto de tu paladar (puedo aseguraros que he pagado 5 euros por una tableta de chocolate con aromas de menta y frambuesa, tan sólo 50 gramos, pero fueron los mejores cinco euros gastados de mi vida. Otras veces me gasto poco más de un euro en tres tabletas de marca blanca y me saben de muerte, igualmente.)

Entre sexo y desilusiones anda la cosa.

He escuchado miles de veces que el chocolate es un afrodisíaco, algo que nos ayuda a fomentar el deseo sexual, que a las mujeres les funciona como un sustitutivo del sexo que no tienen y, francamente, jamás he escuchado una chorrada tan grande como esa (Como decía África González: A día de hoy ninguna tableta de chocolate me ha comido el coño.) Pero es que ninguno de estos potentes fomentadores de lujuria funcionan si no te lo crees, si quieres algo que realmente te alivie cómprate un consolador, que por lo menos te dará placer.

Hay cosas que funcionan en esta vida, algunas de ellas las ignoramos totalmente, otras, en cambio, intentan por todos los medios hacérnoslas creer. A la tele le encanta crear mitos con tal de vender. Esos anuncios que te lo venden todo como un placer prohibido, incitando a tu mente a pensar en que estás haciendo algo tabú o que va a incitar a que tu pareja haga algo que sólo sucede en tu imaginación. ¡Patético! Después vienen los problemas de identidad, el porqué pasa en el anuncio y tú no eres así, las preguntas sobre esas chicas delgadas que ahogan sus deseos carnales en helado o dulces que contengan esa sustancia tan apetitosa. Por desgracia tú lo único que sacas es un montón de granos y algún que otro kilo de más. Eso sí, el rato que has pasado saboreándolo lentamente no te lo quita nadie.

Una cosa importante respecto de la tele, lo que veis está todo calculado, lo que dicen está escrito de antemano, la historia se la han inventado algunos cuantos guionistas que les pagan por ello. ¡Pero eso es demasiado retorcido para creérselo! ¿Verdad? El que veas una serie, anda, tiene un pase (y sin embargo todo el mundo cree que en las urgencias reales ocurre lo mismo que en la tele). Sin embargo, si hablamos de anuncios o de realitis chows, ¡eso no se lo traga nadie!

Los afrodisiacos son los sueños inalcanzables.

¿Quién no pagaría por una fórmula magistral para poner a tu pareja a cien en menos de dos segundos? Sobre todo vosotros, dado que nosotras somos más difíciles de convencer (algunas veces parece que nos cuesta la vida.) Pues bien, no hay fórmulas y el chocolate, esa tableta de fórmula conocida y de sabor exquisito, no esa.

Nosotras no sustituimos ese placer con ir al supermercado, comprar unas cuantas pastillas y degustarlas. Después nos sentimos culpables por lo que hemos hecho (que no es más que darnos un gusto.) Por mucho que digan que el placer que provoca los mismos sentimientos que cuando una mujer tiene un orgasmo (si es lo será mini.) Personalmente, a mi me pone más una buena mariscada y después de comérmela lo que me apetece es echarme una buena siesta.

Pues bien, esta es otra de las muchas mentiras que sueltan, sobre ese afrodisíaco femenino. Una pastilla de chocolate, un fruto de una planta molido y mezclado con azúcares, aromatizantes y estabilizantes, no hace que el cuerpo funcione a cien por hora, no produce el placer de un orgasmo (aunque hay hombres que tampoco.) Por favor, vamos a pensar un poquito, os lo dice una adicta al chocolate (y como yo habrá muchas y muchos.)

La pregunta del millón ¿A ti qué te pone? Pues ese es tu afrodisíaco, ¿qué te quita la angustia por falta de sexo? Pues eso es lo que te funciona (aunque nosotras con darle al off tenemos bastante.)

No hay secretos ni remedios naturales, no hay fórmulas universales, no existen ¡olvídate de ellas!

¡Ah!, y el chocolate no es mi afrodisíaco, es algo mucho más retorcido.

9 cosas que decirte:

sangreybesos dijo...

Ahora que lo dices, la verdad es que últimamente los spots de chocolates son de lo mas calentorros...

Mai Puvin dijo...

Lo mío debe ser más retorcido que lo tuyo... ni se explicarlo!!!

Y sí, soy adicta al chocolate, en mi caso con pasas de uva o ciruela... me mata! ¿Qué me provoca?... Eleva la energía. Cuando ando de mal humor o muy cansada, un buen chocolate cambia mi estado de ánimo, no sé si será psicológico... me da igual, me sirve y como excusa es fantástica!

Abrazos, adoré tu entrada!

Silderia dijo...

Mai: es una excusa fantástica para darse un capricho y disfrutar de algo dulce durante el día. A mi me gusta cualquier tipo, todos están buenos.

Y si es psicológico o no no pienso pararme a pensar.

Besos, me alegra que te haya gustado la entrada.

Cariño: no puedo creer que ahora caigas en la cuenta de que el chocolate es sólo "un placer adulto"

Te quiero, Silderia

Edu dijo...

Soy fans del chocolate, si hubiera un partido que pretendiera chocolatizar la sociedad, alli militaria.

Un Beso de Choco

Cienideas dijo...

No soy un gran fanático del chocolate ni de los dulces en general... pero yo lo prefiero como el café, con leche... xD

Besos!

Silderia dijo...

Edu: yo me uniría contigo, mientras tanto me quedo en mi cueva devorando chocolate.

Cienideas: en eso somos como los gatos al agua, me gusta todo tipo de dulces y golosinas, aún tiemblan los quioscos de mi barrio cuando paso delante de ellos. Las adoro....

Besos, para lo dos, Silderia

Jonessy James dijo...

genial el posteo como es la costumbre. y te comento un fenómeno que no sé si es aprticular de mi país, o generalizado... todas las propagandas, sean de lo que sean, entran en la misma linea que la que tu dices de chocolate. te venden cualquier cosa como afrodisíaca. el otro día con un amigo vimos una propaganda, y dudamos casi hasta el final si l oque nos estaban vendiendo era un coche o preservativos.

igual, el chocolate hace todo mejor, ¿para qué negarse? aceptemoslo de una vez, y que las espinillas y las calorías se vayan a la...


saludos afectuosos

jonessy

tiembloluegoexisto dijo...

'Mono', eso me entra si no tomo chocolate, como sea, con leche, sin ella, blanco, con almendras, con menta, lo que sea!

Silderia dijo...

Jonessy: todo hoy día se relaciona con lo mismo, la tele te lo muestra a todos segundos, por eso paso de verla, pero bueno, mientras el resto del mundo esté contento vale.
Lo cierto es que me jode no saber exáctamente lo que están anunciando.

tiembloluegoexisto: he visto que te has puesto a régimen, por lo menos eso ponía en tu blog, yo hago que el chocolate forme parte de mi dieta, sobre todo en época de estudio, así nunca paso mono de él. Estoy enganchada, creo que eso es un paso para desengancharte, aunque lo cierto es que no quiero.

Besos, a los dos y bienvenida mi blog tiembloluegoexisto.