ELABORAR UNA IDENTIDAD ES UN PRIVILEGIO QUE SÓLO EJERCEN AQUELLOS QUE TIENEN LA POSIBILIDAD DE ELEGIR Y QUE LUEGO MANTIENEN EL ESFUERZO DE PENSAR.


20 de agosto de 2007

Las etapas de mi vida

Con lo agusto que estaba en los brazos de mi padres y escondiéndome tras las faldas de mamá, cuando sentía algún miedo o que algo me amenazaba.
Lo bien que me sentía cuando los monstruos de debajo de mi cama venían a asustarme y mis padres me llevaban a su cama.
Entonces los problemas no pasaban más de unas malas notas, el tener algo de dinero para los caramelos, un simple arañazo en la rodilla,..... Casi todo se solucionaba con un beso, una sonrisa o unas pequeñas lagrimitas que ablandaban el corazón de papi y me compraba lo que quería o me levantaba el castigo.

Nunca he sido una niña buena y mucho menos fácil de manejar, a pesar de los múltiples intentos de mis padres por moldear mi carácter, no lo consiguieron. Hay cosas que no cambian nunca.
Ahora he crecido, sigo siendo la misma de hace años, por lo menos en esencia, pero mi cuerpo se elevó para poder llegar a los mostradores, alcanzar las estanterías más altas, hacer que te vean fácilmente y separarme del suelo. No se cuando decidí que quería crecer, se mayor, lo que si se es que antes no deseaba ser pequeña, tampoco deseaba ser adolescente y ahora que soy una joven adulta no quiero dar ese gran paso hacia el mundo de los "mayores"
Ahora tienes que independizarte, en cierto modo encuentras otras cosas por las que vivir, conoces el amor, la falta de dinero, el trabajo, el fin de los estudios universitarios, las primeras arrugas, eres capaz de ver que no todo es apariencia, ves el mundo con otros ojos, es mucho más complicado que antes. Todo se ha vuelto muy extraño, de buenas a primeras el único vínculo que me unía a mi antiguo mundo, se acabó. El cambio ha sido gradual sólo que, como cualquier persona, me resisto a cambiar.
Los humanos tenemos un gran terror a cualquier tipo de cambio, sobre todo si no sabes nada del futuro que precede a este. Da igual si lo que tenías antes no era lo mejor que podías tener o si no lo querías, siempre valía malo conocido que bueno por conocer.
Ahora mi destino me a alcanzado, o mejor dicho, yo lo he alcanzado a él. Pues la vida estructurada y predecible que he llevado durante el primer cuarto de mi vida se acabó. Fue predecibe sólamente en su parte gruesa, los detalles siempre han salido cada uno por un lado diferentes, aunque si he tenido una infancia feliz y una adolescencia llena de incertidumbre y, porqué no decirlo, un poco melancólica y triste. Sólo en mi juventud alguien, con el que espero seguir toda mi vida, me dio fuerzas para romper ese gran estatismo que abarcó un gran periodo de mi transición a la adultez.


Ya soy una mujer, me he vuelto el monstruo que mi madre fue creando día tras días, hasta que ya no pudo contener las cadenas.


Me han preparado para la vida adulta, y como cualquier amazona, tengo miedo si no sería una auténtica loca, una inconsciente en un mundo devorador de almas.
He conseguido ser fuerte, levantarme una y otra vez en un mundo donde sólo te ponen obstáculos. Vivir en paz conmigo misma, enfrentarme a mis enemigos y salir victoriosa de la mayoría de mis batallas.
No dejo que nadie me pisotee y mucho menos que intenten achantarme, rujo como una leona, araño como un tigre, soy inteligente y soy dulce y cariñosa como la que más cuando lo deseo.
He librado muchas guerras, pero siempre al amparo de mis progenitores, ahora he de dejarlos en casa y salir al mundo, aunque no sola.
El miedo se ira mitigando y pasará a ser experiencia, la que me ayudará a caminar en tre un mundo lleno de leones, y luchar contra mis enemigos. Los que ya traigo desde mi aldea y los que me encontraré por el camino, las malas almas nunca descansarán.
La marcha atrás en el tiempo no existe, y si la hubiera no la cogería, sólo me queda un sentido a seguir. A delante siempre, sólo que sin nada programado para dar el siguiente paso, ya no pueden estructurar mi vida, por fin es mia.

0 cosas que decirte: